Necrológicas
  • Mario Manuel Varillas Cusevich
  • Yolanda Andrade Barría
  • Ramiro Lai Caipillán
  • Henry Mansilla Santander
  • Jorge Eugenio Millapinda
  • Mirna Alvarado Saldivia
EDITORIAL

Sectores periurbanos y servicios básicos

Por La Prensa Austral Miércoles 14 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
41
Visitas

Banderas negras que no tienen nada que ver con la pandemia, pero sí con cierta desidia de los aparatos estatales. Banderas negras que fueron izadas y colocadas en los frontis de las viviendas del sector Monte Verde, zona periurbana ubicada alrededor del Club Andino.

Al cumplirse tres años esperando por el cumplimiento de una promesa del gobierno regional, vecinos de dicho sector se organizaron y este domingo protagonizaron una protesta para reclamar porque siguen sin el servicio de energía eléctrica.

De este compromiso existen, incluso, registros de prensa, como la nota publicada en octubre de 2017 en nuestras páginas bajo el título “Gobierno regional anunció la implementación de suministro eléctrico en Monte Verde”.

El año pasado en esta misma fecha nuevamente los pobladores sacaron a relucir que, a dos años de tal titular, nada se había avanzado y se mantenían sin servicio eléctrico. Cabe recordar que a esta falencia se agrega la falta de suministro gasífero y de agua potable.

¿Por qué si el gobierno de la época y la Empresa Eléctrica de Magallanes (Edelmag) firmaron el contrato de electrificación para dicho sector aún no se concreta esta obra? Esa es una pregunta que tanto la compañía como las jefaturas gubernamentales pertinentes tendrán que responder.

A través de este espacio, se ha venido insistiendo en las últimas décadas que el crecimiento inorgánico de la ciudad está generando problemas objetivos respecto de la conectividad, agua potable, gas y electricidad, dejando a un grupo importante de pobladores sin estos servicios básicos.

Se pueden usar muchos calificativos para tratar de explicar lo que sucede. Lo cierto es que estas necesidades son derechos que tiene cada habitante del territorio de contar con igual acceso a estos servicios esenciales y que chocan con un aparato burocrático que va demasiado lento respecto de la forma en que la ciudad se ha ido expandiendo.

En Punta Arenas, no puede haber pobladores de primera y de segunda clase.