Necrológicas

“Hay que desarrollar interés en los magallánicos por valorar y cuidar este paso bioceánico”

Por La Prensa Austral Domingo 18 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
41
Visitas

– Presidente de la Confraternidad de Pastores Evangélicos proyecta el cuidado
medioambiental que debe imperar en el Estrecho en los próximos cien años.

“Es imposible no pensar constantemente en lo agradecido que estoy de Dios al darme el privilegio de llegar ya hace más de 20 años a Magallanes”, reflexiona el pastor evangélico David Romo al evocar la oportunidad que le dio la institución para la cual trabajaba, la Fuerza Aérea de Chile, cuando lo trasladó a la región en el año 1998.

El ahora presidente de la Confraternidad de Pastores Evangélicos y ex concejal de la comuna de Punta Arenas destaca el entorno paisajístico y natural que tiene la región marcada por su estrecho de Magallanes y sus aguas interiores.

“Como seres humanos, en general, valoramos muy poco nuestra región. Los basurales clandestinos, un vertedero (que ya no debería existir), una inconciencia en general por falta de información, ya sea porque no nos interesa informarnos o porque no hay un interés del gobierno y particulares de informar en forma detallada a la ciudadanía, esto es sólo parte de crear una conciencia de cuidar y valorar lo nuestro”, plantea.

Advierte la falta de fiscalización en la explotación de los recursos naturales del Estrecho. “El daño provocado por la falta de esta conciencia es un peligro latente, que todos debemos cambiar, desde un deseo personal de cada ciudadano, al interés que las autoridades deben tener para prever y generar las instancias y recursos que permitan el desarrollo de un verdadero interés  en todos los magallánicos para valorar y cuidar este importante paso bioceánico”.

“Proyectar a Magallanes en 100 años más es difícil, sólo nos podemos basar en el buen deseo. Pero si los recursos y riquezas naturales en una conciencia medioambiental responsable y con alto compromiso en inversión de estudios científicos sobre todo por la amplia biodiversidad bentónica y otros campos como la investigación científica en la Antártica, sin duda la proyectarían no sólo en 100 años, sino que en menos tiempo como uno de los territorios más importantes a nivel mundial en ciencias marítimas, oceanográficas”.

Apuesta por ello, además de contar con un plan de gestión amplio para la explotación de un turismo sustentable y protector de toda la belleza y riqueza de la flora y fauna de Magallanes.

En cuanto a las principales fortalezas que visualiza en el estrecho de Magallanes, indicó la variedad y biodiversidad geográfica y oceanográfica, un territorio bioceánico, la flora regional que es una de las más australes del continente americano, adaptada a condiciones de vida muy particulares, lo que enriquece la variedad de especies (fauna).

“Constituyen la base para la explotación del recurso natural. El clima por ser intenso y variado permite el desarrollo de una vegetación exuberante, con gran cantidad de especies arbóreas (nothofagus), dando así la existencia de lugares donde hay bosques casi impenetrables. Todo esto, sin duda, nos da un amplio campo de fortalezas que tiene el estrecho de Magallanes”.

Un hito histórico

Romo no duda que el descubrimiento del estrecho de Magallanes marca un hito en la historia de la humanidad no menor, afirmando que el descubrimiento de Chile nace de estas inhóspitas tierras para ese entonces, cerca de 20 años antes que Diego de Almagro. “Descubrimiento de nuestra patria por parte de occidente y el primer contacto con nuestros pueblos originarios (a los que les debemos mucho, especialmente perdón)”.

“Las conquistas y descubrimientos siempre han traído consecuencias terribles y horribles, pero junto con la expedición de Magallanes trae parte del origen de lo que somos los chilenos. Dentro de una lógica aventurera se descubre nuestra larga y marítima faja de tierra. La naturaleza marítima del Estrecho es riquísima en su biodiversidad,  de hecho gran parte de los pueblos originarios (kawésqar) podían hacer gran parte de su vida en una canoa, alimentándose de los productos del mar”, recuerda.

El pastor agrega que quizás por un tiempo hemos perdido parte de esta conciencia, pero la conmemoración de cada acontecimiento en la historia de la humanidad debe llamar a la reflexión y estos 500 años de esta increíble aventura es una oportunidad para recordar que nuestro pasado, presente y futuro está ligado al mar, es un vía de comunicación natural entre continentes y culturas; un camino de gran relevancia para el desarrollo y que el estrecho de Magallanes  sigue siendo una de las más importantes vías naturales que unen el Pacífico y el Atlántico.

Valora que este paso es la alternativa en cualquier eventualidad con el canal de Panamá y una posición estratégica que se debe proteger, valorar e invertir en investigación científica ya que también la región es puerta a la Antártica.

Romo recalca que hoy mismo la región cuenta con una población diversa, de distintas ciudades, países. “Todo esto y aún mucho más, sobre todo resuenan en mis pensamientos las palabras del rey David en el libro de los Salmos: “Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras”. Estoy maravillado y mi alma lo sabe muy bien”.