Necrológicas
  • Henry Mansilla Santander
  • María Soledad Guzmán Oyarzún

Una decena de detenidos, dos carabineros heridos, daños a vehículos policiales y barricadas dejó conmemoración

Por La Prensa Austral Lunes 19 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
51
Visitas

Si bien esta vez tanto la Plaza de los Derechos Humanos como la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero estuvieron desoladas en una jornada dominical que se avizoraba violenta en conmemoración del primero aniversario del denominado “estallido social”, el punto neurálgico de las manifestaciones fue el cruce de las avenidas Salvador Allende y José Martínez de Aldunate, en el barrio 18 de Septiembre.

En todo caso, desde tempranas horas se apreció en las calles céntricas mayor presencia de efectivos del Ejército, realizando labores de control de personas al regir en la zona cuarentena obligatoria por la pandemia.

Pese a lo anterior, hubo personas que desafiaron al personal de las Fuerzas Armadas y de Orden, a quienes incluso terminaron provocando.

A contar de las 17 horas se congregaron varias decenas de manifestantes frente a la sucursal del BancoEstado en el barrio 18 de Septiembre, tras lo cual con el correr de los minutos se encendieron los ánimos, cuando los más jóvenes comenzaron a atacar con piedras y elementos contundentes a las fuerzas policiales, lo que obligó la concurrencia del carro lanzaaguas de Carabineros y personal de Fuerzas Especiales para disuadir a los manifestantes. Los enfrentamientos con la policía, dejaron a dos carabineros con lesiones leves, dos radiopatrullas con sus vidrios fracturados y una decena de detenidos por desórdenes públicos (mayoritariamente menores de edad) y maltrato de obra.

Los hechos de violencia se concentraron en las calles Lircay y Cancha Rayada, donde también hubo vehículos particulares dañados por piedras al igual que algunos domicilios.

Mientras caía la noche, comenzaron a multiplicarse las barricadas incendiarias en distintos puntos de la ciudad, algunas con peligro de propagación. En la mira se encontraba un camión Hyundai, Porter, color blanco, que alimentaba con neumáticos en desuso las barricadas, desde donde, incluso, se lanzaron bengalas y fuegos de artificio.

Pasadas las 23 horas había bajado la intensidad de los actos de violencia en el popular barrio 18 de Septiembre, mientras que en el centro de la ciudad reinaba absolutamente calma.