Necrológicas

Dos tipos de papas semilla certificada permitirá a agricultores regionales mejorar su producción

Por La Prensa Austral Sábado 24 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
89
Visitas

Javier y Paulina Ruiz son dos jóvenes productores, que llevan tres años en la agricultura, pero tendrán su primer año de siembra de papas, camino a Agua Fresca. “Recibimos seis mallas de 25 kilos de papa yagán y patagón. Ahora tenemos que sembrar y en marzo debiéramos estar en periodo de cosecha, hicimos un trabajo de suelo primero, la siembra y limpiar la papa”, explicaron al ser parte de los beneficiaros de un proyecto que proporciona papas semilla a los agricultores regionales.

En Ojo Bueno, en tanto, Juan Alvarez lleva seis años en la producción agropecuaria en una parcela de media hectárea. “Esto nos beneficia bastante, porque cuando es buena la siembra, produce bastante. Antes trabajaba en forma particular, con pocas semillas. Tenemos una producción al año, por el clima”.

Ellos fueron parte de los 112 agricultores que, entre jueves y viernes, en la sede de Inia Kampenaike recibieron dichas papas semilla en Punta Arenas, totalizando 225 productores en toda la región. El programa de transferencia y aplicación de tecnologías para potenciar la producción de papas en la agricultura de Magallanes, financiado con fondos del Gobierno Regional, busca aumentar la productividad de papas para consumo en un 30%.

Así fue como en el recinto del Inia, en Avenida Los Generales, los productores se llevaron los sacos de dos tipos de papa, dependiendo del espacio que tuvieran en su huerto. También llegaron el seremi de Agricultura, Alfonso Roux; el director regional de Indap, Petar Bradasic; y el director regional de Inia, Francisco Sales.

El encargado del proyecto, Nicolás Ojeda, detalló: “Estamos iniciando la segunda temporada de papa. Comenzamos en julio de 2019, tuvimos una primera producción, que se está entregando ahora y ya estamos terminando la preparación de suelo para que, una semana más, se inicie la segunda fase de cultivo, en este proyecto que tiene una duración de tres años”.

Destacó además, la calidad de las semillas, “la primera generación certificada, muy joven y libre de muchas enfermedades, buenos calibres ni deformes”; y, respecto del proceso de sembrado, advirtió que una de las limitantes tiene relación con el viento, “por lo tanto, el uso de mallas cortaviento es fundamental, una buena fertilización, y riego”. Sobre las diferencias entre las semillas, la yagana es para papas fritas, de guarda, blanca; y la Patagonia, de alta producción, muy resistente para puré y consumo en fresco.

Para el seremi de Agricultura, este beneficio “asegura que vamos a tener una semilla de buena calidad, que va a brindar una buena producción, pero siempre que apliquen ciertas técnicas que el propio Inia está entregando a los agricultores, con la finalidad de que en conjunto semilla y tecnología saquen un producto de mucho mayor calidad y mucho más volumen. Tradicionalmente, en la región se producen 6 toneladas de papa por hectárea y a través de este estudio que está realizando el Inia, incluido una técnica para evitar las heladas, se puede llegar a obtener hasta 50 toneladas de papa por hectárea. La idea es que podamos autoabastecernos de papas en el mediano y largo plazo”, destacó Roux.

En tanto, el director del Inia agregó que el proyecto cubre toda la región, desde Puerto Edén a Puerto Williams. “Las papas semillas están certificadas por el Sag, asociado al paquete tecnológico que les entregamos, que permita aumentar su productividad, e impacto a la calidad de vida. Hay productores jóvenes, que se están incorporando al sistema de producción, tenemos un espectro bastante amplio y la idea es que todos reciban este beneficio. En Punta Arenas entregamos 7 toneladas de semillas y cada persona se lleva entre tres a cuatro sacos de 25 kilos, dependiendo de la superficie que tengan”, detalló Francisco Sales.