Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz

Incierto futuro de las peluquerías por cuarentena

Por La Prensa Austral Miércoles 28 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
923
Visitas

Establecimientos permanecen cerrados por no ser de primera necesidad

“Quedamos a la deriva, el gobierno sólo te ofrece endeudarte y nada más”, señalan los afectados que piden ser tomados en cuenta por las autoridades

Fotos cedidas

De un momento a otro cerraron las peluquerías, los centros de estética y de belleza y las barberías debido al coronavirus, dejando un grupo importante de emprendedores, profesionales y funcionarios sin trabajo y a toda una comunidad sin este importante servicio.

La incierta situación en la que viven ha pasado inadvertida, ante otros servicios y trabajos que, al parecer, serían de mayor necesidad.

Humberto Acevedo junto a su esposa Francisca Rosero.

Para Francisca Rosero y su esposo Humberto Acevedo, propietarios de la barbería y peluquería Patagonia Hair, ubicadas en calle Bulnes Nº 819 y en la galería Selknam, de Esmeralda Nº 669, el cierre por la cuarentena los ha impulsado a pensar en incursionar en otras actividades para enfrentar la actual situación. Francisca manifestó refiriéndose a quienes se desempeñan en este rubro que “nosotros somos los más perjudicados. No vendemos un producto que por último se puede hacer por delivery, sino que entregamos un servicio que tiene un contacto directo con el cliente”.

Reconoce que el cierre obligado por la cuarentena “nos ha afectado un montón. Tenemos tres locales y tenemos que seguir pagando arriendos y sueldos. Ha sido súper difícil para nosotros. No sabemos realmente lo que va a pasar”.

Proyectos truncados

En un momento dado consultaron sobre la posibilidad de poder atender tomando todos los resguardos necesarios pero “ni siquiera eso, porque no somos de primera necesidad, aunque para mucha gente sí lo somos, pero para el Estado no es así”.

La estilista Mariángel Oyarzo Pereira.

Mariángel Oyarzo Pereira, propietaria del salón de belleza “Espacio Angel”, decidió cerrar su local luego de un año y medio de funcionamiento. La joven de 24 años con estudios de estética profesional en Santiago, debió por el momento dejar de lado su proyecto de vida, su clientela y sus ingresos.

Sus sueños eran crecer y contratar personal capacitada para seguir entregando el servicio de calidad que proporcionaba, basado en un trabajo personalizado, con turnos, con lo que se lograba que el cliente también se desconectara de su rutina diaria.

Ante el incierto comportamiento de la pandemia, decidió cerrar su establecimiento en abril, tomando en cuenta que tanto ella como su padre tienen enfermedades de base que hacen peligroso exponerse a un contagio. Desde esa fecha comenzó a atender a domicilio a clientes que tomaban medidas sanitarias preventivas. Al entrar la ciudad en cuarentena, definitivamente dejó de ejercer su profesión para desempeñarse como repartidora de comida de un restaurante.

“En eso estoy trabajando para no quedarme sin nada, porque el gobierno te ofrece endeudarte y nada más. Nosotros quedamos a la deriva. Yo tengo la suerte de vivir con mis padres, quienes me ayudan. Si viviera sola otra sería la historia” manifestó.

Desde hace tres décadas entrega este servicio en Puerto Natales Sandra Miranda, propietaria del salón de belleza “Sandra”, ubicada en calle Valdivia Nº1051.

Quieren ser escuchados

Frente a la actual situación, dijo que “estamos esperando que la autoridad se haga responsable de su mal manejo porque al final han dejado entrar trabajadores a Natales para desempeñarse en la construcción y en la salmonicultura y nosotros estamos ahogados, encerrados en nuestros hogares”.

Añadió que “queremos que las autoridades nos escuchen. Que se implementen medidas acordes a nuestras diferencias climáticas y geográficas”.

Desde el inicio de la cuarentena debió cerrar su establecimiento. Se pregunta qué sucederá con sus colegas que pagan arriendo y que no tienen otros ingresos. “Nosotros estamos cerrados y se mantienen abiertas las botillerías. Nosotros debiéramos estar atendiendo, incluso por un tema de salud mental de nuestros clientes”, sostuvo.