Necrológicas
  • Marcos Sepulveda Guajardo

El deporte regional de duelo: murió Raúl “Fierro” Martínez, símbolo de Scout

Por La Prensa Austral Lunes 2 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
865
Visitas

Su fallecimiento provocó una profunda conmoción en la familia verdinegra.

En la madrugada de ayer se conoció la triste noticia de la muerte, en Santiago, de Raúl Martínez Ruiz, ex futbolista que se convirtió en uno de los jugadores más reconocidos que tuvo el Club Deportivo Scout. Conocido en las canchas por su apelativo de “Fierro”, debido a la fiereza que demostraba en la defensa de los colores verdinegros, hace 10 días había sido derivado a Santiago desde el Hospital Clínico por complicaciones en su estado de salud.

La conmoción fue inmediata en la familia del club, que llenó de mensajes de condolencia la página de Facebook donde se informó de la lamentable noticia, donde se le definió como “jugador histórico, multicampeón, férreo defensa apodado ‘Fierrito’, socio y directivo activo de su querido Scout. Estamos tristes y en estos momentos, nada nos consuela. Descansa en paz, amigo verdinegro”.

La Agrupación de Deportistas de Magallanes también expresó su dolor en la misma red social:
“Inolvidable, deportista, amigo, impregnado de una trayectoria de éxitos y de una chispa de humor siempre latente”, lo recordó.

En diciembre de 2018, a unos días de haber cumplido 72 años, recibió a El Magallanes para una entrevista sobre su trayectoria. Reacio en un principio, ya que no le gustaban los homenajes, finalmente terminó accediendo a recordar sus años de futbolista, acompañado de sabrosas anécdotas.

“Yo me inicié en la Pandilla de mi Barrio, jugué en el club Atilio Cremaschi. Esa cancha estaba ubicada donde está el Hospital Naval ahora (Avenida Bulnes y Capitán Guillermos), ahí empecé de forma más ordenada, y después a los 12-13 años me fui al Scout, donde llevo toda la vida, como 60 años en el Scout”.

Apenas bastaron unos años para hacerse conocido. “Siempre fui delgado y me veían debilucho, pero siempre recio para jugar, aunque nunca malintencionado. Acá había jugadores espectaculares, pero nunca busqué a alguien para dejarlo tirado, siempre justo a la pelota. Nadie puede decir que ‘Martínez me buscó para golpearme’. Igual me tenían mucho respeto, no por matón, pero sí muy honesto a que pelota dividida siempre iba a ganarla. Aparte que el central no puede mirar para atrás, el último hombre controla todo el juego prácticamente”, definió en aquella entrevista.

Y aunque pudo ser jugador profesional y compañero, incluso, de Elías Figueroa en Santiago Wanderers, las condiciones económicas no fueron las más adecuadas y prefirió quedarse en Punta Arenas, donde tras jugar por Scout, dirigió un tiempo las series menores y a Presidente Ibáñez en la Asociación “18”. Pero finalmente se dedicó a hacer trabajos de mueblería y carpintería, oficios que aprendió en su paso por el Instituto Don Bosco.

En aquella entrevista, “Fierro” Martínez contó muchas anécdotas que retrataban su especial estilo para defender.

Jugando con Galindo
y “Chamaco Valdés

Como en 1975, cuando vinieron a jugar a Punta Arenas, Mario Galindo y Francisco “Chamaco” Valdés, traídos por Vladimiro Mimica. De ese encuentro amistoso, Martínez recordó: “Como Mario (Galindo) era de Magallanes, jugó por ellos y ‘Chamaco’ por Scout, y lleno el estadio, porque eran seleccionados, además que Valdés era goleador. Antes del partido, Mimica fue al camarín y dijo ‘lo único que les pido es que sean caballeros con ellos y les den todas las posibilidades para que muestren como juegan’… y de ahí la recomendación especial: ‘Y tú Martínez, ten cuidado, no vayas a hacer algo’. Entonces Mario tomaba la pelota y nadie lo tocaba, hasta que fui a una y le di un canillazo, la gente se reía”.

Con los árbitros también tuvo episodios divertidos, recordando especialmente, a Manuel “Loco” Araya: “Una vez me echó, y le dije ‘Loco, soy el capitán’. Y me responde ‘con mayor razón, te vas pa’ afuera’, y tenía razón porque yo tenía que dar el ejemplo. Tuve pocas expulsiones, yo nunca amenacé, solamente fui fuerte”.

Otra anécdota de su fiereza se produjo en un partido con Fitz Roy. “Bajamos ‘a pata’ a la cancha del Barrio Sur, y del otro lado Velich, tremendo wing preguntaba ‘¿quién es ‘Fierro’ Martínez?’ y los compañeros le decían ‘ten cuidado con ‘Fierro’ Martínez’ y seguía, ‘¿Y quién es ‘Fierro’ Martínez?’. En una jugada, hizo un enganche, pasó y ¡pam!, seco le di, ‘Ese es ‘Fierro’ Martínez’ le dijeron. A mí me reclamaban siempre, ‘pucha ‘Fierro’, dos minutos te duró limpio el pantalón’, por las barridas, como Scout usaba pantalón blanco”.

A pesar de esa fortaleza que demostraba en cancha y que provocaba susto en sus rivales, como persona fue muy querido y prueba de ello son las condolencias que se han expresado por su fallecimiento. En esa extensa entrevista que brindó a El Magallanes, reconoció agradecido que “ha sido preciosa mi vida deportiva, siempre voy al centro y me saluda gente”.

Raúl Martínez Ruiz era padre de tres hijos: Raúl, Ricardo y Paola. Sus restos serán traídos a Punta Arenas en día y hora a confirmar.