Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz
EDITORIAL

Continuidad de residencia Juan Pablo II

Por La Prensa Austral Martes 10 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
44
Visitas

Durante su histórica visita a la región, el Papa Juan Pablo II inauguró el 4 de abril de 1987 la residencia que hoy lleva su nombre y que, actualmente, alberga a 28 adultos mayores. 

Desde entonces, estas dependencias han sido un refugio para personas carentes de recursos y que requieren un abrigo y un sitio digno donde pernoctar.

Pero, el pasado 29 de septiembre, se conoció la decisión del directorio del Hogar de Cristo de restar su apoyo financiero y cerrar las puertas de la casona.

La noticia sorprendió a la comunidad magallánica, pues entiende que la labor que desarrolla la residencia Juan Pablo II es vital para este grupo de personas mayores, no existiendo otras alternativas para ellas.

En su homilía dominical, el obispo Bernardo Bastres alegró los corazones de los funcionarios del recinto y de tantos voluntarios que aportan con su trabajo
desinteresado, al anunciar que Fide XII se hará cargo de este hogar.

Para salvar la situación actual, se usará la figura de un comodato, pero la iglesia diocesana espera formular un proyecto que permita responder a todas las necesidades actuales y dar viabilidad financiera al establecimiento.

Se estima que se requieren unos $300 millones al año para hacer funcionar el hogar y, en sus primeras declaraciones sobre el tema, el presidente ejecutivo de Fide XII entregó otra buena noticia: la voluntad de ampliar el cupo para atender a más adultos mayores.

También debe ser tranquilizador para la treintena de funcionarios -entre técnicos en enfermería, enfermeras y asistentes- que ellos tendrán prioridad al momento de decidir las contrataciones a partir del 1 de enero del próximo año, si bien no necesariamente la nueva administración cumpla a cabalidad con sus expectativas, quedando todos en libertad para escoger.

Importante también fue saber que el alcalde de Punta Arenas estaba en tratativas paralelas con el gobierno central y que, quizás, pueda colaborar para que esta casona se mantenga funcionando y lo haga ampliando su cobertura y dando seguridad de ser un proyecto social y económicamente sustentable.