Necrológicas
  • Hernán Vega

Desvinculación de 270 funcionarios de la educación municipal contempla ajuste de dotación para 2021

Por La Prensa Austral Viernes 13 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
2,761
Visitas

La incertidumbre por contar con nuevos recursos llevó al Concejo a rechazar el Plan Educativo Municipal del año venidero

La incertidumbre respecto del próximo año escolar en el sector fiscal y de la disponibilidad de recursos fueron, en definitiva, lo que llevó al Concejo Municipal a rechazar el Plan Anual de Educación Municipal, Padem 2021.

Con seis votos en contra, dos abstenciones (Alicia Stipicic y Germán Flores) y uno a favor (del alcalde Claudio Radonich), el municipio resolvió rechazar el plan y dejarlo “congelado” hasta que exista la certeza de que, a lo menos, se dispondrá de recursos para cumplir con los compromisos que demanda la Corporación Municipal y que anualmente requiere de importantes recursos por parte de la entidad edilicia.

Los ediles argumentaron que se están solicitando más de 2 mil millones de pesos para asegurar el funcionamiento de la educación municipal, recursos que no están asegurados y que ante ello mal se puede aprobar un Padem en base a supuestos.

Si bien cada concejal expuso y argumentó las razones de su rechazo, hubo coincidencia en la preocupación por las futuras desvinculaciones de personal docente y administrativo (cercana a las 270) dentro de la propuesta de ajuste, tanto por el mecanismo como por los recursos necesarios para dicho cumplimiento.

En este punto, el concejal Arturo Díaz manifestó que “me preocupa porque aún reconociendo como excesivo el número de personal, no se puede estar en condiciones de dar un cheque en blanco sin conocer los criterios. Recordar que ya tuvimos reclamos acerca de persecución por parte de directores contra profesores que participaron de movilizaciones”.

Por su parte, Daniella Panicucci, expuso que en su caso el rechazo tiene que ver con que el plan se aleja de los esfuerzos que se deberían estar haciendo hacia los aspectos que realmente preocupan e importan, que son la calidad educativa por sobre el tema financiero. “Me parece que hoy es un despropósito centrarse en el tema recursos y dejar de lado lo educativo. Es mucho más importante pensar en estrategias claras y oportunas de cara al próximo año académico”, enfatizó.

Por su parte, la concejala Verónica Aguilar dijo que su rechazo es por “un Padem que no puede estar hecho en base a supuestos. Si esperan un aporte municipal de 2 mil millones, sepan que eso no va a ocurrir porque la municipalidad tiene un déficit de 25% para el próximo año. Entonces no se puede sustentar un plan en base a números que no son reales”.

Opinión y voto similar fue el de Mauricio Bahamondes, quien recordó que el año pasado el municipio entregó $1.300 millones a la Cormupa. El edil también se refirió a las desvinculaciones, señalando: “Hubo con compromiso por parte de la Cormupa para que los criterios de desvinculación fueran técnicos, porque aquí más que el número lo que preocupa es el quién”.

“Algo no está funcionando”

Alejandro Soler, en tanto, argumentó su voto de rechazo señalando que en la educación municipal se está lejos de entregar una educación de calidad. Asimismo, sostuvo que cuando buena parte de los recursos que tiene el municipio se destinan a la Cormupa, recursos de los cuales hoy no se tiene certeza, quiere decir que “algo no está funcionando”.

Por otra parte, sobre su voto a favor el alcalde Claudio Radonich dijo compartir la preocupación, pero que se debe ir avanzando. “No se piense que este año los compromisos han sido diferentes en cuanto a recursos, porque han sido iguales e incluso más, con los computadores y el tema de la conectividad. En cuanto al personal, hay que reconocer que había una importante cantidad de sobre horas y que no hemos estado exentos de errores funcionarios, cuyas responsabilidades deben ser determinadas”, expresó la autoridad municipal.