Necrológicas
  • Juan Antonio Remolcoy Levipani
  • Fernanda Valdevenito
Atentado ocurrido en pleno estallido social

Estudiante universitario fue condenado por ataque incendiario a oficinas de AFP Habitat

Por La Prensa Austral Sábado 14 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
1,352
Visitas

Marcelo Mandujano Salas fue hallado culpable y su abogado sólo espera que la pena que reciba sea en libertad y pueda concluir sus estudios superiores.

El estudiante universitario Marcelo Ignacio Mandujano Salas se convirtió ayer en la primera persona en Punta Arenas en ser condenada en un juicio oral por los daños millonarios que dejaron las protestas en el marco del llamado estallido social.

El fiscal Felipe Aguirre Pallavicini lo acusó de ser uno de los autores del incendio intencional que el 12 de noviembre del año pasado destruyó las oficinas de la AFP Habitat, que funcionaban en Avenida Colón esquina Magallanes.

Varias diligencias de la Policía de Investigaciones llevaron a la detención posterior de Mandujano, sindicándolo de tener responsabilidad en este hecho, como en los desórdenes públicos.

Hace un mes se llegó a la etapa del juicio oral, donde el fiscal Aguirre defendió con pruebas, pericias, grabaciones y testimonios la acusación que presentó en contra del estudiante, pidiendo una pena de 10 años y un día de presidio por el incendio y 540 días por los desórdenes públicos.

Estos hechos se cometieron, como dijo el persecutor, en medio del estado de conmoción pública que se vivía en el país por esos días.

Los hechos que se ventilaron en el juicio dieron cuenta que las cámaras municipales captaron imágenes del estudiante acusado, además de otros sujetos, en los momentos previos al dantesco incendio que implicó la evacuación de todos los turistas alojados en un hotel colindante, por temor a que las llamas alcanzaran esas dependencias.

Fue clave para la investigación la declaración de un testigo que se presentó como NN, cuestionado profundamente por el abogado defensor, Juan Carlos Rebolledo, que pidió dejarlo fuera, porque situó a Mandujano en el lugar de los hechos.

Después de 30 días de juicio, realizado en forma semipresencial, los jueces José Flores Vásquez,  Guillermo Cádiz Vatcky y Julio Alvarez Toro, entregaron ayer, a las 11,30 horas, el veredicto que, por unanimidad, fue condenatorio.

De esta manera, Marcelo Mandujano fue encontrado culpable de ser “autor del delito consumado de incendio”. Y por mayoría (dos votos a uno) del delito de
“desórdenes públicos”.

Para el tribunal, la prueba incorporada por el Ministerio Público les permitió adquirir la convicción suficiente de la participación culpable del acusado, en calidad de autor, “desvirtuando así la presunción de inocencia que le amparaba y, acarreando consecuencialmente, el rechazo de las solicitudes de absolución y recalificación de su grado de participación, formuladas por su defensa”.

Al término del juicio, el fiscal Felipe Aguirre dijo que presentó una variedad de pruebas y que “el mismo acusado reconoció su participación. En ese sentido, más allá de las opiniones externas en el juicio fueron elocuentes y bastante claras las pruebas”.

La lectura de la sentencia tendrá lugar el 1 de diciembre, a las 13,30 horas.

Pena en libertad

El abogado defensor Juan Carlos Rebolledo presentó, al concluir el juicio, el testimonio de varias personas, entre ellos el ex rector de la Universidad de Chile, Luis Riveros, y el consejero regional Miguel Sierpe, porque busca que su cliente pueda recibir una pena que le permita cumplir la sanción en libertad, avalando la buena conducta y honorabilidad del estudiante. Incluso, la declaración de algunos docentes, porque Mandujano estaba concluyendo sus estudios superiores en la Universidad de Magallanes cuando se involucró en los incidentes que le costaron la condena.

“Esta sentencia era previsible para nosotros, por eso en el juicio partimos solicitando el reconocimiento de la atenuante de irreprochable conducta anterior y colaboración sustancial, porque veíamos que el escenario era de condena. Pero eso no nos puede quitar el derecho a discutir la valoración de la prueba aportada por la Fiscalía”, señaló Juan Carlos Rebolledo.