Necrológicas

Presidente del Sindicato de Asistentes de la Educación, Pedro Pablo Ramos: “Si hay gente de más, que lo demuestren”

Por La Prensa Austral Martes 17 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
400
Visitas

El estrés de todos los años están viviendo los asistentes de la educación, y cuya causa es la de siempre: el Plan Anual de Desarrollo de la Educación Municipal, Padem, que nuevamente fue rechazado por el Concejo Municipal de Punta Arenas, la semana pasada. El presidente local del Sindicato de los Asistentes de la Educación, Pedro Pablo Ramos reconoce que siempre en esta fecha comienza a vivirse la incertidumbre entre los trabajadores del sector, agravada por la especial situación de este año.

“Este año, otra vez el alcalde hablando de despidos, justamente para estas fechas. Debería preocuparse más de pagar las imposiciones, que las tienen impagas; de pagar Coopeuch, La Araucana. Estuvimos hablando el tema del coronavirus en que se tendrá que utilizar mucha más gente, por el cuidado de los niños y él hablando de que se despedirá gente, entonces para nosotros es complicado el tema. Nos parece que el señor alcalde, tres años seguidos que le rechacen un Padem es no estar en concordancia con lo que dicen las demás personas. La Corporación Municipal es de todos, no solamente del alcalde y, en la toma de decisiones, los asistentes no fuimos citados para este Padem, el año pasado tampoco, donde los actores principales de la educación debemos estar presentes”, fueron los primeros descargos de Ramos.

Para el dirigente, esta acción corresponde a un amedrentamiento psicológico hacia los trabajadores, en especial a los del Programa de Integración Escolar, que temen perder su trabajo, más aún, en estas circunstancias. “El alcalde no está pensando en el dolor de la gente; no piensan en educación pública de calidad, sino en números”, opinó.

Respecto de la justificación que dio el alcalde Radonich, en el sentido de que el Padem fue elaborado en base a lo informado por cada uno de los directores de los establecimientos educacionales, Pedro Pablo Ramos replicó: “Y son los mismos directores que después, con cartas a la Corporación, están pidiendo gente para trabajar. No sé si él le está echando la culpa a los directores o no”. En todo caso, si así fuese, Ramos lo lamenta, pues “qué lástima cuando los directores después miran a la cara a los asistentes de la educación y les piden que se queden un rato más, que hagan esto aunque no les corresponda, pero siempre les he dicho a los asistentes que a los directores tú les sirves mientras les hagas diez cosas, si hiciste nueve, ya no”.

Incluso, por las medidas sanitarias y protocolos que se deberán adoptar a partir del próximo año para iniciar las clases, el dirigente recalcó que la labor de los asistentes será preponderante. “Una vez hablamos con el seremi de Educación, sobre cómo serán los colegios el próximo año y me explicaba que no había ningún reglamento, que se pensaba que se podían instalar huinchas, controles, que en cada baño iba a estar un asistente para limpiar, y yo le dije ‘pero eso no le va a alcanzar a la Corporación con la gente que tiene’. Van a tener que contratar más gente y ahora el alcalde habla que van a despedir”, reiteró Ramos, emplazando, a su vez, a los directores a “que si hay gente de más, que lo demuestren. Porque nosotros podemos demostrarles que los directores están pidiendo más gente, porque no tienen. En un colegio había cuatro auxiliares y de repente quedaban con uno solo, porque se han enfermado o son de la tercera edad. Es no conocer la realidad de los colegios”.

Y aunque este año no hubo despidos, pese a que el Padem del año pasado fue muy similar al de éste, la incertidumbre se mantiene, y por ello, “la gente está mal, terminé una reunión hace un rato y todos preguntándome si lo iban a echar. Tenemos un montón de colegas y profesores con coronavirus, entonces hablar de este tema, en este momento es porque le falta tino, humanidad, a este alcalde”, finalizó Pedro Pablo Ramos.