Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz

Policía peruana niega acusaciones sobre represión de protestas

Por Agencias Miércoles 18 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
30
Visitas

Las protestas de los últimos días en Perú recibieron una represión policial, saldada, hasta el momento, con dos muertos.

La Policía Nacional de Perú negó este martes haber utilizado perdigones de plomo contra los manifestantes o que haya realizado detenciones arbitrarias durante la marcha del sábado pasado en Lima la cual derivó en la muerte de dos jóvenes y alrededor de un centenar de heridos.

Las declaraciones llegaron a través del general Víctor Zanabria, quien manifestó “se ha dicho que ha habido brutalidad policial, y ya hemos demostrado que no hay detenciones arbitrarias ni desapariciones”.

Durante las horas posteriores a la manifestación producida en protesta por el nombramiento de Manuel Merino como presidente interino del país, diversos organismos de la sociedad civil, entre ellas la Defensoría del Pueblo, denunciaron más de 40 desaparecidos, pero la cifra se habría reducido hasta dos personas hasta el lunes.

Los dichos de Zanabria siguen a un comunicado oficial difundido el lunes, en el cual la Policía Nacional informó que “los efectivos sólo emplearon perdigones de goma no letales, establecidos para este tipo de procedimientos, tanto en la movilización del jueves 12 y del sábado 14 de noviembre”.

A pesar de que el jefe de la Policía explicó que desde 2004 esta institución no usa perdigones metálicos, sino los de goma que no son letales sino “disuasivos”; las autopsias de los cuerpos de los manifestantes fallecidos, Inti Sotelo y Jack Pintado, además de algunos heridos durante las movilizaciones, revelaron que habían recibido impactos de munición metálica.

A raíz de la violenta represión de la manifestación del sábado, la Fiscalía peruana abrió una investigación contra el ahora ex Presidente Manuel Merino, su ex Primer Ministro Antero Flores-Aráoz y todas las autoridades que resulten responsables por los presuntos delitos de homicidio y lesiones graves, entre otros cargos.

En adición, el Ministerio de Salud informó que permanecen internadas 23 personas en siete hospitales de la capital peruana, como resultado de las lesiones provocadas en la manifestación del sábado último y los cuales se encuentran en comunicación con sus familiares.