Necrológicas

“Por los caminos de la memoria”, Susana Suárez García

Por Marino Muñoz Aguero Domingo 22 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
113
Visitas

Susana Suárez García es magallánica por donde se la mire y por donde se la lea, con harto para contar, no hay peripecia ni historia que escape a su derrotero.
En estos tiempos de pandemia, encierros y angustias nos regala su alegría en poemas y prosa con recuerdos de tiempos que no se han ido, pues los magallánicos tenemos (para algunas cosas) muy buena memoria.
La autora nació en el Punta Arenas de antes, cuando se “podía dejar amarrados a los perros con tiras de longaniza” y muy niña, en razón del trabajo de su padre se traslada a la Isla Picton, de ahí a que se declare “Magallánica de nacimiento y, Yagana de adopción”.
Y con estos galardones comparte con los lectores sus años de infancia en la lejana isla, luego en Punta Arenas, los juegos y las idas al cine, las vacaciones en una estancia de Isla Dawson y esa aventura en la Escuela Normal de Ancud. Con nostalgia nos habla de ese viaje a los quince años, dejando en el recuerdo y en el muelle de Punta Arenas a su primer amor. A bordo del barco “Puyehue” hizo sus primeras amistades con quienes serían sus futuras compañeras en la Normal y juntas tomaron el tren en Castro para llegar a Ancud, cuando en Chiloé el ferrocarril era la vía de comunicación terrestre. En Ancud marcó no sólo se recibió de Profesora, además fue Susana 1ª, Reina de la Primavera con desfile de carros alegóricos incluido. Pero llegó el momento de volver: “Allí pasé una parte importante de mi vida y juventud; dejando atrás mis años despreocupados, amigos, mis amores y mi corazón; él quizá en pedacitos se quedó en algún lugar o en otros corazones”.
En 1946 ya tenía su título de maestra y su primer trabajo en la Escuela Nº3 del Barrio Prat de Punta Arenas. Volvía a su tierra y a las vacaciones en el campo, esta vez en Tierra del Fuego, donde su padre administraba estancias. Allí conoció a quien sería su marido: Don Tomás Doberti, piloto civil, que también tenía amistades en el lugar y se desplazaba por la pampa en una “destartalada camioneta gris” según nos cuenta Susana. Al poco tiempo la nombraron profesora en Porvenir y el pretendiente no cejaba en su empeño: “Tomás a veces venía en avión y hacía pasadas rasantes sobre la escuela para avisarme su llegada; los niños del curso gritaban -Señorita, Señorita, ahí va su novio- desorden total…”. En 1948 contrae matrimonio, renuncia a su trabajo de maestra y se van a vivir a la “Estancia La Porfiada” en la misma isla, donde había una pista de aterrizaje a la cual llegaban los aviones de Lan Chile. Se familiarizó con las labores de campo y fue testigo de la construcción de Cerro Sombrero. El matrimonio se trasladó en forma definitiva a Punta Arenas en la década de 1960, a esas alturas ya habían nacido sus cuatro hijos. De esa época recordamos a Don Tomás administrando “A la Ciudad de Londres”, la tienda de la familia Doberti, ubicada en calle Bories 841, negocio que dejó una impronta en la historia del comercio local.
Susana nos abre el diario de su vida en un estilo espontáneo, pleno de frescura primaveral. Por estas páginas desfilan sus alegrías y sus penas, como la muerte de su marido en 1990, pero por sobre todo nos retrotrae a ese Magallanes de otros tiempos, el de las cosas simples, el de la partida de truco, el del pic-nic en el campo, el de las fiestas familiares, el de las amistades de toda la vida y donde parecía que todos nos conocíamos.
“Por los caminos de la memoria” es un libro para disfrutarlo en “la tardecita” tomando café con tostadas con “Jam” de ruibarbo (porque los magallánicos no tomamos “once”, los magallánicos “tomamos café” y no consumimos mermelada, usamos “Jam”).
Susana Suarez García es Profesora titulada en la Escuela Normal de Ancud, ha sido Voluntaria de la Cruz Roja e integrante de la agrupación culturañ “Plumas Literarias”. En 2018 fue distinguida como Ciudadana Ilustre de la Región de Magallanes.
* “Por los caminos de la memoria” Susana Suárez García, 120 pgs., 1ª edición.- Edición de la autora, 2020; Punta Arenas.