Necrológicas
  • Rafael Avelino Astorga Mancilla
EDITORIAL

Coronavirus y endeudamiento

Por La Prensa Austral Jueves 26 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
60
Visitas

Crece la presión social para que se establezca en Magallanes un plan regionalizado para ir poniendo fin a la cuarentena y a las restricciones que han sido una pesada carga para miles de magallánicos, teniendo un fuerte impacto sobre el empleo, las Pymes y, por ende, en el ingreso familiar.

En el marco de la discusión en el Senado del segundo retiro del 10% de los fondos de pensiones, se realizó un nuevo estudio respecto del uso que eventualmente le darían los chilenos a estos recursos.

Un elemento a considerar es que más del 80% de los consultados opinó que está de acuerdo con que se permita este segundo egreso, incluyendo a pensionados bajo el sistema de Rentas Vitalicias. Esto, porque dichos recursos resultan necesarios por la urgencia económica por la crisis del Covid-19.

Otro punto a tener en cuenta es que las personas que participaron en este estudio expresaron su temor ante un rebrote del coronavirus y la incapacidad del gobierno para generar medidas que sean suficientes para cubrir necesidades y recuperar la estabilidad financiera.

El estudio -realizado por Chiledeudores- estableció que el 35% de los consultados a nivel nacional utilizaría estos dineros para pagar deudas, porcentaje menor respecto del primer retiro de fondos, cuando el 60% de los encuestados declaró que su principal uso sería buscar reducir su nivel de endeudamiento.

En Magallanes, el 31% de los encuestados dijo que usaría estos dineros para abonar deudas, versus el 24% que los utilizaría para alimentación y otro 25%, como parte para compra de viviendas y vehículos.

Con el primer retiro de las AFP, muchos magallánicos pudieron pagar parte de sus deudas, disminuyendo la morosidad. Pero, el porcentaje antes señalado revela que aquello fue un alivio temporal pues casi un tercio de los encuestados sigue teniendo deudas importantes y no está generando ingresos para cubrirlas.

Esto es otro elemento que evidencia que urge que el gobierno, los parlamentarios y las autoridades regionales trabajen en conjunto con el mundo privado para hacer frente a la crisis económica y que resulta importante que se restituya a nivel social el valor del ahorro ante eventuales nuevas crisis.