Necrológicas
  • Pedro Oyarzo Andrade
  • Jorge Díaz Muñoz
  • Augusto René Chiguay Teca
  • Joaquín René Cruz Pino
Fue sorprendido circulando pasada la medianoche en la villa Alfredo Lorca

Joven de 24 años detenido por sexta vez incumpliendo la cuarentena y toque de queda fue enviado a la cárcel

Por La Prensa Austral Viernes 27 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
4,102
Visitas

“Las normas son para ser respetadas”, advirtió ayer el juez Ricardo Larenas Bustos al decretar la prisión para Fabián Maldonado Vargas, detenido en la madrugada de ayer por sexta vez, por incumplir la cuarentena y el toque de queda.

Esta persona fue controlada por efectivos del Ejército, cuando caminaba por Capitán Guillermos y Avenida Circunvalación, en la villa Alfredo Lorca, faltando quince minutos para la una de la madrugada.

Al principio se negó a identificarse y luego reconoció no tener salvoconducto, infringiendo lo dispuesto por la cuarentena, que prohíbe el tránsito en la vía pública, señaló el fiscal Sebastián González al formalizar cargos en contra de Maldonado y pedir la prisión.

La argumentación versó sobre el peligro de fuga de esta persona, que registra tres condenas: una por violación de morada, daños y abuso sexual. En esta última causa fue condenado a 3 años de presidio y la cumplió en noviembre del año pasado.

A esto añadió que la de ayer es la sexta detención por incumplir la cuarentena y toque de queda (31 de julio; 9 de agosto; 15 de agosto; 23 de agosto; 16 de septiembre).

Incluso ya estuvo en prisión. Luego pasó a arresto domiciliario nocturno. Y ahora se encontraba con arresto domiciliario total.

El fiscal dijo que el imputado es reticente a acatar las normas y disposiciones, no sólo las dispuestas por la autoridad de gobierno sino de los tribunales.

“La única medida efectiva para que no salga es la prisión preventiva”, planteó.

En su resolución, el magistrado dijo que la autoridad sanitaria implementa normas que deben ser respetadas, y que los tribunales están para garantizar los derechos individuales de las personas y también el respeto de la ley. Y por eso acogió la prisión.