Necrológicas
EDITORIAL

Reactivación de ferias saludables

Por La Prensa Austral Martes 1 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
80
Visitas

Gracias al apoyo de diversos servicios públicos, Magallanes ha visto aumentada y diversificada su producción silvoagropecuaria.

En particular, la agricultura rural ha tenido un renacer, habiendo sido sistemáticos y coherentes los programas y líneas de financiamiento, que han tenido en el Consejo Regional a un gran aliado gracias a los convenios de programación, celebrados con entidades como Indap.

Se debe mejorar mucho aún esta producción, elevando sus estándares, su volumen y capacidad de comercialización.

Precisamente en este último punto, ha sido importante que cadenas de supermercados hayan abierto un nicho para los agricultores magallánicos, tanto como el establecimiento de una incipiente cadena de suministro para el rubro gastronómico y turístico, sobre todo en Puerto Natales.

Pero, sigue existiendo la falencia de un mercado ubicado en un punto céntrico de Punta Arenas que acoja en forma periódica a estos productores y les permita llegar en forma directa a los clientes finales.

En subsidio, la Municipalidad de Punta Arenas organizó las ferias saludables, que, antes de la pandemia, tuvieron una excelente acogida por parte de los vecinos, quienes agradecían el tener acceso a frutas, verduras y productos frescos y artesanalmente elaborados.

El alcalde ha estado solicitando a la seremi de Salud que autorice la reactivación de estas ferias, con la finalidad de permitir a estos pequeños agricultores vender sus productos y también que los magallánicos opten por una alimentación más saludable.

Sin embargo, la jefatura sanitaria no ha querido acoger tal solicitud, siendo que existen alternativas viables para reactivar estas ferias.

Ojalá, que Salud se allane pronto a autorizar estas actividades, ya que se trata de venta de alimentos, que es un servicio esencial. Resulta incoherente mantener esta negativa si, al mismo tiempo, se ha permitido durante toda la cuarentena que grandes tiendas en la Zona Franca -no todas dedicadas inicialmente a dicho rubro- abran sus puertas y congreguen cientos de personas diariamente en un mismo espacio.