Necrológicas

Bedrich Magas, jefe de Ingeniería Civil en Electricidad de la Umag: “Magallanes sería la factibilidad más alta del mundo en término de costo y producción para el hidrógeno verde”

Por La Prensa Austral Domingo 6 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
4,378
Visitas

El académico recuerda que la meta mundial es bajar el costo de producir hidrógeno a 1,5 dólares el kilo y la estimación es que en nuestra región con tecnología eólica, dado el factor de planta que tiene, se puede producir a 1,4 dólares por kilo.

“La utilización de la energía renovable de Magallanes, ya sea eólica, geotérmica o mareomotriz, incluso solar, el mejor destino que puede tener es reducir la concentración de carbono en la atmósfera”, destaca el académico y jefe de la carrera de Ingeniería Civil en Electricidad de la Universidad de Magallanes, Bedrich Magas, al referirse a la proyección que existe ante la opción de producir hidrógeno verde en la Región de Magallanes.

Ante la proyección que tiene Magallanes de poder acoger la primera planta de producción de hidrógeno verde, cuyo diseño fue presentado anteayer en Santiago, el académico Magas opina que la fabricación de hidrógeno a partir de electricidad variable es la forma más eficiente para almacenar energía que se pueda transportar y que pueda también ser utilizado para fabricar combustible sintético retirando carbono de la atmósfera y evitando que haya más utilización de combustibles fósiles.

Consultado ante opiniones de algunos que cuestionan la viabilidad que podría tener esta nueva “industria” y que se diluya en el tiempo en Magallanes, responde con una analogía: “Cuando una persona dice que está embarazada, se cuestiona la viabilidad que esa persona pueda nacer, crecer, reproducirse y completar un ciclo de vida normal. Es exactamente lo mismo. Si usted quiere que algo funcione y cree que es importante que funcione tiene que pensar como piensan las madres y no las brujas malas que quieren matar a los niñitos antes de nacer”.

Mayor rentabilidad

Bedrich Magas apuesta a que las decisiones permitan avanzar en el objetivo y recuerda que el gobierno de Chile sabe perfectamente que la descarbonización es un imperativo mundial en el cual Chile aparece suscribiendo un acuerdo que es difícil de cumplir para todos. Hay unos plazos a cumplir al 2030, otros al 2040.

“La mecha es corta. La gran minería del cobre está usando 38 mil litros diarios de diésel para mover un camión al día. La huella de carbono que eso significa en una libra de cobre es totalmente impresentable a muy corto plazo si es que los mercados se cierran para que tengan una huella de carbono alta. Y por lo tanto, cualquier esfuerzo que se haga para que en vez de tener gastos de diésel se pueda utilizar hidrógeno en los camiones mineros, Codelco sabe que esa es la diferencia entre ser o no competitivo en el mercado de cobre mundial”, dice.

Magas recalca: “Hoy día es un gran negocio invertir en innovación para hacer que haya una transición efectiva y rápida a las energías limpias. De eso se trata”.

Y recuerda que nuestra zona es el lugar donde existen energías. ¿Cuáles son las fuentes de energía en Magallanes? El viento y acota que hay dos mil a tres mil pozos petroleros perforados en todo Magallanes desde el año 1946 en adelante. “Cada uno de ellos a más de dos mil metros de profundidad que podrían, perfectamente utilizando geotermia de baja entalpía, generar electricidad con una turbina que echa el agua fría y sale vapor y ese mueve una turbina y eso genera electricidad. ¿Y donde almacena esa electricidad? Probablemente en un microbiolizador para fabricar hidrógeno que es transportable y se vendería aproximadamente dos dólares el kilo”.

El académico de la Umag sostiene que la meta mundial es bajar el costo de producir hidrógeno a 1,5 dolares el kilo: “Y la estimación es que en Magallanes con solamente lo eólico, dado el factor de planta que tiene, se puede producir a 1,4 dólares por kilo. O sea sería la factibilidad más alta del mundo en término de costo y producción para el hidrógeno”.

Además, recuerda que el hidrógeno es un gas que ama el oxígeno y forma agua. Y lo ama tanto que cuando sale corriendo en la pasada hace que se disipe calor y ese calor es lo que necesitamos para producir calefacción, mover motores. “El hidrógeno, gracias a su enorme amor por el oxígeno, produce electricidad que a nosotros sí nos va a servir para despegar”, describe.

Sin embargo, cree que falta un impulso del Estado para que la Empresa Nacional del Petróleo, con las modificaciones que se le introdujeron, ejerza sus facultades de ser un ente relacionado con el potenciamiento de la promoción de energía en Chile. Y agrega: “Ahora una empresa que tiene cinco veces deuda de lo que es su capital necesita un apoyo estricto del Estado, pero es exactamente lo que hay que hacer para no estar en el fondo del mar.  Necesitan que lo levanten y a continuación flote de nuevo porque Enap es una empresa de ingeniería que tiene una experiencia, que tiene una tradición y que tiene un potencial que no se puede desaprovechar”.