Necrológicas
  • José Arecheta González
  • Carolina Saldivia Andrade
  • Vicente Pouso González
  • Patricio Yensen Canales
Violento ataque a joven en el barrio Sur

A prisión enviaron a involucrado en homicidio frustrado

Por La Prensa Austral Miércoles 9 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
883
Visitas

El otro detenido, un soldado conscripto, quedó con arresto nocturno en su unidad militar.

Por homicidio frustrado y amenazas de muerte fue enviado a la cárcel local el presunto autor de un violento ataque registrado la mañana del lunes al interior de una propiedad en calle Armando Sanhueza, en el barrio Sur.

Luis Belmar Salazar compareció ayer ante el juez de Garantía, luego de ser detenido por Carabineros por la responsabilidad que le pudiera caber en la agresión en contra de un joven de 20 años, quien hasta este martes permanecía hospitalizado en condición grave en el Hospital Clínico.

Junto a Belmar (30 años) fue detenido también Matías Manquemilla Flores, soldado conscripto al igual que la víctima, y por quien se resolvió la medida de arresto nocturno en dependencias de su unidad militar.

De acuerdo con los antecedentes, el hecho de sangre comenzó a gestarse a primera hora de la mañana del lunes 7 de diciembre al interior de la propiedad de calle Armando Sanhueza (a la altura de 2300), pasado pasaje Robles.

Según lo relatado por el fiscal Oliver Rammsy, en el lugar ambos imputados agredieron -por razones no precisadas- al joven de 20 años Christofer Ampuero Pacheco, golpeándolo con un martillo, lanzándolo por escaleras y luego propinando golpes de pies, puños y heridas con un arma cortopunzante. Todo lo anterior tuvo como testigo a la joven pareja de la víctima, a quien -señaló el fiscal- el imputado Belmar la amenazó de muerte en caso de denunciarlo.

Minutos después vecinos observaron al hombre malherido y semiinconsciente en el patio de la propiedad, solicitando la concurrencia de Samu y Carabineros.

Paralelo a su traslado hasta el Hospital Clínico, la Fiscalía ordenó a Carabineros las diligencias tendientes a dar con el paradero de los autores del ataque. De esta manera, en cosa de minutos se logró la detención de Belmar y horas después del presunto implicado, Manquemilla Flores. A este último también se le imputan los cargos de haber huido del lugar y transitar sin permiso durante la cuarentena.

El soldado Ampuero Pacheco permanece hospitalizado y según lo detallado por el fiscal Rammsy, su condición era de extrema gravedad debido al sinnúmero de fracturas, contusiones y heridas cortantes.