Necrológicas
  • Ayka Ljubica Mopovic Mimica
  • María Teresa Martinic Glasinovic
  • Alex Schweitzer Walters

En solitario familiares hicieron su propio acto recordatorio

Por La Prensa Austral Jueves 10 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
258
Visitas

Sin autoridades del Ministerio de Defensa ni de la Fuerza Aérea de Chile, la casi totalidad de los familiares de las 38 víctimas del Hércules C-130, participaron ayer de la ceremonia realizada en el Parque San Pedro de la comuna de María Pinto, cerca de Melipilla.

En ese lugar se realizó una ceremonia religiosa, donde el sacerdote Guillermo Allende entregó un mensaje a los asistentes para brindar una tranquilidad y acompañamiento espiritual. Y luego vino una ceremonia civil, con la instalación de una placa recordatoria en memoria de las 38 víctimas del Hércules C- 130 y con ello la bendición del “Bosque Nativo”, realizado con esmero por las propias familias para dejar plasmado el recuerdo imborrable de todos sus seres queridos, “y como símbolo de amor y respeto por quienes partieron de una manera tan
inesperada sirviendo al país”.

Caroline Carvacho, viuda de Luis Montoya Soto, habló a nombre de las familias afectadas.

Recordó cuando hace exactamente un año  recibieron la peor noticia: el fallecimiento de todos quienes cumplían con sus deberes militares y civiles, sumidos en un viaje sin retorno.

“Nos encontramos con grandes paredes, donde primaban los grados más que las personas; un desconocimiento, más que respuestas; incertidumbre, más que consuelo. Hemos tenido que volver a colocarnos de pie, día tras día, lidiando con dificultades para que se cumplan promesas que nunca cumplieron las autoridades de esa fecha, con falsas expectativas, con discursos de compromiso y utilización de todos los recursos necesarios para la búsqueda. Nada de eso fue cumplido”, lamentó.

“Hoy nos volvemos a reencontrar. De manera distinta, como una gran familia, unidas y sumidas en el dolor de la necesidad de encontrar la verdad de esta tragedia, y junto a ello poder hacer justicia para nuestros seres queridos”.

“No bajaremos nuestros brazos y alzaremos nuestras voces para clamar la búsqueda de la verdad y con ello llegar a hacer justicia por cada uno de nuestros seres queridos”, dijo Caroline Carvacho.