Necrológicas
  • Néstor Gallardo Vergara
  • Jaime Delgado Herrera

Indefinición del PPD causa “dolor de cabeza” al proceso de consulta ciudadana

Por La Prensa Austral Domingo 20 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
478
Visitas

– Tanto Verónica Aguilar como Claudia Barrientos se inscribieron como representantes del partido para la carrera alcaldicia, originando incertidumbre y la exigencia de una definición. Mientras se confirmó la participación de Juan Morano (DC), Pablo
Bussenius (PS) y Arturo Díaz, de Convergencia Social con apoyo del PC.

Los plazos se acortan de cara a la fecha impuesta, 3 de enero de 2021, y aún hay un “pequeño gran problema” que resolver: el nombre de la candidata que llevará el PPD a la consulta ciudadana que buscará definir al candidato a alcalde de los partidos de oposición.

El paso adelante y otro atrás quedó en evidencia luego del cierre del plazo para las candidaturas fijado para ayer al mediodía. Adelante, porque se respondieron varias interrogantes respecto a los partidos y a las alianzas. Atrás, porque el Partido Por la Democracia apareció inscrito con dos postulantes: Verónica Aguilar y Claudia Barrientos.

En esta etapa se ratificó al ex alcalde y diputado Juan Morano como representante de la Democracia Cristiana y al ex seremi de Justicia, Pablo Bussenius, como la carta del Partido Socialista. También se oficializó la inscripción de Arturo Díaz como candidato militante de Convergencia Social con apoyo del Partido Comunista.

A estos tres, en rigor, “pre” candidatos, deberá sumarse la representante del PPD. Porque de acuerdo con lo establecido por los coordinadores del proceso, cada partido debe llevar sólo un postulante y es desde esa premisa que surge el debate y las propuestas.

La situación originada está generando una dificultad, que no permite la fluidez dentro de un proceso que, salvo bemoles propio de los acuerdos y desacuerdos, aparece bien aceitado y en cuenta regresiva.

Por tal razón, se solicitó al PPD definición a la brevedad para la proclamación de su candidata, porque el Consejo General extraordinario celebrado hace una semana a nivel central dejó más dudas que certezas.

“Nosotros no nos podemos quedar con las palabras del presidente o el secretario general de un partido felicitando a una de las candidatas a través de la prensa o las redes sociales, tampoco con alguien sosteniendo que es representante así porque sí. La realidad indica que tenemos a dos postulantes de un mismo partido, en un proceso donde sólo hay cupo para una”, señalaron fuentes ligadas a la consulta.

Por eso, señalan que la “silla musical” deberá ser definida sólo y por el PPD, con un pronunciamiento oficial o con una carta en la mano de una de las candidatas avalando la representatividad.

Sin embargo, el escenario podría verse más ensombrecido si lo anterior no ocurre. La organización del proceso no quiere ponerse en ese supuesto, pero reconoce que ello puede ocurrir. ¿Solución? Dejarlas a ambas fuera del proceso o romper la lógica de un candidato por partido.

El paño parece difícil de cortar, pero en virtud de los plazos no debería pasar más allá del próximo miércoles.