Necrológicas
  • Verónica Cecilia Ampuero Muñoz
  • Julia Ascencio García
  • Jorge González Löhr
  • María Teresa Rojas Ojeda
EDITORIAL

Navidad: volver a lo esencial

Por La Prensa Austral Viernes 25 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
67
Visitas

Llegó la Navidad de un año que ha sido particularmente dificultoso. El primer caso de coronavirus se detectó en Magallanes el 17 de marzo pasado y, pese a dos cuarentenas prolongadas y otras medidas sanitarias, esta enfermedad siendo una amenaza latente, cuya erradicación podría comenzar con la llegada de las primeras dosis de las vacunas.

Diversas consultoras realizaron encuestas en el país a propósito de esta crisis sanitaria y llegaron a la misma conclusión: la gente convino que este tiempo de confinamiento y de sensación de peligro hicieron valorar más la importancia de la familia y dejaron ver cuán importante es mantener la solidaridad.

La época navideña y el acercamiento del fin de año siempre son un tiempo propicio para reflexionar sobre lo sucedido y para proyectarse respecto de lo que viene.

Lamentablemente, con el levantamiento de la cuarentena vino un frenesí que llevó a los magallánicos a volcarse a los locales y centros comerciales a realizar todo tipo de compras. Esto, quizás, azuzado en parte por el segundo retiro del 10% de las AFP.

El consumismo es algo que se nos ha instalado a fuego y será difícil ir cambiando tal comportamiento. Pero, es necesario volver a lo esencial y realizar un esfuerzo por frenar tal adicción.

En particular en estos días debe haber un cuidado especial hacia nuestros adultos mayores, la mayoría de los cuales –sobre todo las personas de más de 75 años- recién están autorizadas para salir de sus hogares luego de largos meses de aislamiento social. No debemos olvidar que ellos han sido y sigue siendo la población de riesgo y que siguen viviendo bajo tal temor.

En Navidad, el llamado es a que cada familia y vecino imprima un sentido social y humanitario a las fiestas de fin de año, cuidando de visitar y de realizar gestos concretos de preocupación y cariño hacia los adultos mayores, para aliviarles la tristeza que les ha provocado el perder el contacto físico con sus lazos familiares.