Necrológicas
  • Verónica Cecilia Ampuero Muñoz
  • Julia Ascencio García
  • Jorge González Löhr
  • María Teresa Rojas Ojeda

“Cuando a uno le muestran una planilla Excel, eso no es una rendición. Lo que corresponde es una auditoría”

Por La Prensa Austral Martes 29 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
2,161
Visitas

Concejal Carlos Soto rechaza “balance” de la Corporación Municipal de Deportes

Un fuerte cruce de opiniones entre ediles surgió en el Concejo Comunal de Porvenir, tras la moción para aprobar el presupuesto municipal del próximo año, que contempla el reajuste de salarios del personal de la entidad deportiva, en particular de su director ejecutivo, Andrés López, y de nuevos sueldos para crear y echar a andar una Fundación Social en la comuna

Sin detectar ninguna falencia ni malversación terminó la revisión de los antecedentes económicos efectuada por el concejal de Porvenir, Mario Cárcamo, tras ser respondida su solicitud a la municipalidad fueguina -hace cosa de un mes- de tener un detalle pormenorizado del movimiento económico de la Corporación Municipal de Deportes y Recreación, que debió rendir el secretario ejecutivo de esa entidad, Andrés López. En reunión de comisión de Control del Concejo, el edil fueguino le indicó a López (que asistió a esa sesión), que no fue nada en su contra, sino que requirió los datos por transparencia y que tras recibir una planilla Excel con el detalle pedido, “todo estaba en orden”.

“No hay nada que objetar, todo está en regla, nada presagia algo indebido”, dijo Cárcamo respecto a los fondos municipales materia de la revisión, aunque consultado por los elementos que demuestren el informe para arribar a dicha conclusión, admitió que éste no llegó acompañado de documento alguno, ni tampoco del movimiento bancario. “Cartola bancaria a nosotros no nos van a pasar, eso ya es un detalle interno de ellos”, apuntó.

“Es un tema más complejo, tendría que consultarlo con la alcaldesa, porque yo no puedo ver ese tema”, argumentó el edil.

“Debió ser una auditoría”

En reunión online del Concejo, por su parte, fue su par Carlos Soto quien se refirió al tema. “Cuando uno como concejal pide información al municipio, la idea es compartirla con la comunidad”, señaló a Cárcamo. En seguida, le espetó que le extrañaba “que después de 12 años como concejal usted diga que todo está regular dentro de la Corporación del Deporte, porque cuando a uno le rinden una planilla Excel, eso no es una rendición. Lo que corresponde es una auditoría. Es tan simple como pedir las cartolas del movimiento bancario, tanto de ingresos como egresos”, enfatizó.

Por lo anterior, Soto emplazó a su colega Cárcamo -dado que lideró el proceso- “a hacer algo mayor y preguntar a la presidenta de la corporación, a la alcaldesa, porque sino esto es un ‘show’ donde se pide ‘esto’ y quedamos todos tranquilos. Lo emplazo a hacer una auditoría mayor, ¿o se va a quedar con esta planilla Excel que debe dar a conocer a la comunidad?”. Cárcamo replicó que en reunión de comisión se conversó directamente con el director ejecutivo de la mencionada corporación, quien ya habría hecho una auditoría.

“Yo no encuentro nada extraño en la información que se me entregó, ahora si alguien tiene un antecedente, hagámoslo público. Veamos cuál es lo indebido, si usted tiene antecedentes, hagámoslo, transparentémoslo, investiguemos”, a lo que el aludido cerró con un “se lo dejo a usted, concejal”, debate que finalizó con una sonrisa de la alcaldesa Marisol Andrade.

Presupuesto sólo para sueldo

Secretario ejecutivo de la Corporación Municipal de Deportes, Andrés López España.

Sin embargo, el tema no quedó allí, ya que luego fue el edil Juan Bahamonde el que solicitó que sea la municipalidad quien dirija la labor de la Corporación de Deportes y contrate a los trabajadores de la misma, “porque todos los años aprobamos $50 millones, ahora son $55 millones, que se van en sueldo. El puro administrador (Andrés López) se lleva 27 millones de pesos. Creo que debe haber un estudio de esto y el municipio hacerse cargo y contratar a esa gente a honorarios”, solicitó, petición a la que luego adhirió Carlos Soto.

No obstante, la jefa comunal explicó que no era tan simple, porque el objetivo de la entidad es “apalancar recursos, por las limitaciones de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades. Las corporaciones o fundaciones entregan gestiones más rápidas con la comunidad”. Soto replicó que lo único que hace dicha corporación “es mantener el sueldo del administrador. Sabemos que el personal que trabaja lo hace bien. También hay un vehículo que se pasea por todo Porvenir, con bencina y plata que autoriza el Concejo año a año”, reclamó.

Desencuentros por Fundación Social

Otro tema que produjo desencuentro de opiniones entre los ediles fue el presupuesto destinado al funcionamiento y salarios de la iniciativa edilicia para crear una Fundación Social. “Estoy en contra de aumentar el gasto público, creo que hoy en día es el mal de este país. Crecemos en pura grasa y nada en músculo, al final la plata se va más en sueldos que directamente en ayuda de la gente. Lamentable, alcaldesa, que demos esta mala imagen al pueblo, la gente reclama muchas cosas y vemos cómo todos se aprovechan del sistema”, sentenció el concejal Carlos Soto.

Tras los ásperos intercambios de opiniones, la sesión del cuerpo colegiado terminó con la aprobación por mayoría (4 a 1) del presupuesto comunal 2021 en su integridad, con los votos a favor de la alcaldesa y los concejales Ryan Verdugo, Javier Nancuante y Rosa Gesell, mientras por el rechazo estuvieron Bahamonde y Soto. Quedó pendiente para la sesión de este jueves el saldo final de caja y para los primeros días de enero, la nueva dieta de los ediles.

Gastos en viáticos de alcaldesa son mayores que toda la ayuda social

En la hora de incidentes de la reunión del Concejo Municipal de Porvenir, una pregunta del edil Carlos Soto sorprendió tanto a la audiencia como a la alcaldesa Marisol Andrade: “Durante los tres primeros años de concejal, 2017, 18 y 19, dije que los viáticos de alcalde eran mayores que la ayuda social, ¿es verdad o es mentira?”. La aludida respondió: “Tú también aprobaste todo. Es el presupuesto. ¿Acaso en su presupuesto ustedes (los concejales) gastaron todos los viáticos?”, retrucó.

“No los gastamos todos -respondió Soto- pero contésteme: la cuenta que se disponía para el alcalde, 16 millones de pesos; versus los gastos sociales, 12 millones, ¿es cierto, o no?”, insistió el edil. “¿Pero porqué cambia la información”, interrogó la autoridad, reiterando el concejal: “Contésteme, ¿era mayor los viáticos al alcalde que la ayuda social a Porvenir, sí o no?”, replicando la jefa comunal: “¡Usted lo aprobó, concejal!”.

“¿Pero es verdad, sí o no?”, porfió el miembro del Concejo, siendo respondido: “¿Usted porqué lo aprobó si hoy lo encuentra malo?, no he hecho nada ilegal”. Uno, usted aprobó eso; 2, igual era mayor, pero porque no se requería más ayuda que eso, porque si hubiera requerido más ayuda social, se hace una modificación presupuestaria, que se ha hecho muchas veces acá”.

“Por tanto, no tiene ninguna razón de enjuiciarme por eso, porque los 12 millones se ajustaban a la realidad en ese minuto. Hoy tenemos 30 millones en el presupuesto 2020 y para 2021 se respeta lo que proyectó la Dideco (Dirección de Desarrollo Comunitario), que igual bordea los 30 millones. ¿Cuál es el sentido de enturbiar esa realidad?”, interrogó a su vez la alcaldesa.

Soto terminó repitiendo su aseveración: “Durante tres años, su viático era mayor a la ayuda social de Porvenir y en este último año no eran treinta, sino 28 lo que dispuso la cuenta de ayuda social”. La discusión se originó por unas declaraciones públicas emitidas por el llamado “concejal díscolo” un tiempo atrás, sobre la misma materia.