Necrológicas
En Avenida Martínez de Aldunate

Finalizaron el 2020 con sonrisas al recibir su departamento en el condominio Pioneros VI

Por La Prensa Austral Jueves 31 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
753
Visitas

Siete bloques de veinte departamentos, cada uno de 57 metros cuadrados, con tres habitaciones y calefacción central fueron recibidos por sus 140 dueños, que postularon a subsidios del Fondo Solidario de Elección de Vivienda del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Fueron entrando de a uno, por los protocolos sanitarios, pero todos llegaron felices y lucieron con orgullo, las llaves de sus nuevos departamentos. El esfuerzo de años de ahorro les permitirá contar con su propio espacio. Gente joven, adultos mayores, extranjeros, como en todo vecindario, todos con una historia particular que contar.

En términos concretos, se trató de la entrega del condominio Pioneros 6, en Avenida Martínez de Aldunate con calle Pioneros. Allí estaban los siete bloques, de color gris y calipso, que contenía cada uno, veinte departamentos de 57 metros cuadrados. Las viviendas cuentan con tres habitaciones, calefacción central y la novedad de las ventanas termopanel. Además, en el condominio destacan dos plazas de juegos para niños, una sala multiuso, para realizar actividades sociales o reuniones, y estacionamientos para sesenta vehículos.

La intendenta Jennifer Rojas, la seremi de Hacienda Lil Garcés, el seremi subrogante de Vivienda y Urbanismo Atircio Aguilera y el director de Serviu Dubalio Pérez, participaron en la entrega. Este último informó que “la inversión general de cada departamento bordea los $40 millones y la inversión total del proyecto son $5.500 millones. Queremos destacar que la construcción de edificio en altura se contrasta y mejora con la ubicación, tenemos un proyecto muy cercano a centros comerciales y colegios, y eso es muy importante para generar integración a las familias más vulnerables”.

En la oportunidad, se aprovechó de anunciar que se construirán 23 nuevas viviendas en Puerto Williams, el cual ya cuenta con la resolución aprobada de los subsidios y tendrá un monto de inversión aproximado de $1.500 millones, lo que fue destacado por la intendenta, en el sentido de que hace cinco años no se realizaba un proyecto de construcción de viviendas sociales para la capital de la comuna de Cabo de Hornos.

La felicidad de los propietarios

Pero todos estos datos no importaban a quienes recibían sus llaves y entraban a revisar sus departamentos, los que tendrán que habilitar en los próximos días o meses. Luis Gallardo Mansilla es gásfiter y llevaba dos años esperando tener su casa: “La primera vez salí rechazado, tuve que mantener la plata en el banco y me llamaron de vuelta. Tuve que ahorrar primero, como 2 millones, pero al final salió como 976 mil pesos el departamento. Me cambio en dos meses más, quiero arreglarlo. En este momento vivo de allegado en una mediagua en el sector del Río de las Minas. Ahora me queda un poquito lejos, pero no importa. Voy a vivir con mis dos hijas”.

Gladys Oyarzo Villegas estudia en Santo Tomás y está próxima a egresar en gestión de recursos humanos. “Para poder acceder a un beneficio del Estado estuve esperando unos ocho años. Antes estuve en una agrupación que estafó a la gente, y a la tercera, salió. Lo importante es nunca rendirse y ser constante en el objetivo que se quiere lograr. Tuve que ahorrar unos 3 millones de pesos, uno tiene que priorizar y vendí mi vehículo para poner un poco más de plata. Igual con la desconfianza de si saldrá o no, pero con fe, salió todo bien”, comentó Oyarzo, que antes vivía en una casa cerca del parque María Behety. El departamento lo encontró lindo, “pero hay que hacerle hartos arreglos, se invierte harto en infraestructura, pero de a poco. Viviré con mi hijo de once años, así que contenta”.

En tanto, Fernanda Almonacid Quintullanca reveló que “estuve esperando dos años, no fue tanto tiempo. Tuve que ahorrar casi $2 millones 900 para postular al proyecto. Esperamos que se pueda cumplir el sueño para otras personas que puedan postular a beneficios. Yo antes vivía en la Silva Henríquez y ahora viene toda la parte de arreglar el departamento, comprar el tema de los muebles, partir todo de cero”.

Alinah Devi Bhaugeerothee, ciudadana de las islas Mauricio, cercanas a Africa en el océano Indico, fue otra de las beneficiadas. Lleva 13 años viviendo en Punta Arenas. “Mi pareja es chilena, ahora no estoy trabajando porque mi chiquitito está en la casa conmigo y no tengo nadie que lo cuide, él tiene 7 años. Me gusta Punta Arenas, por el frío, allá hay mucho calor. Yo estoy feliz con mi departamento. Mi suegro sacó un crédito para nosotros para que pudiéramos entrar al grupo.  Antes vivía en Zenteno con Independencia, pero antes vivía en el Archipiélago”.

Igor Santelices, en tanto, tiene 68 años, es chofer de colectivo, de la Línea 100 y vivirá en el departamento con su hija. “Estuve tres años esperando. Esto partió con 2 millones 900 pero después salió aprobado por casi un millón de pesos y así se hizo realidad. Yo antes vivía en calle Condell, donde un amigo que me arrendaba una pieza. Quiero agradecer a la empresa Salfa, Serviu y a nuestros gobernantes; darle gracias a los trabajadores que intervinieron en esta obra, incluso a lo mejor partió algún trabajador, pero puso su granito. Está bonito, ahora viene el esfuerzo nuestro por terminarlo. Creo que en un mes y medio más me instalaré”.

Finalmente, acompañada de su familia, la técnico en Enfermería, Novelina Berrueta, funcionaria del Hospital Clínico, expresó sus sensaciones de poder cerrar un año particularmente arduo para ella, pero que finaliza con su nuevo departamento: “Con todo lo que ha pasado, hay que seguir adelante. El departamento es muy lindo, estoy muy contenta. Me hubiera gustado entrar con mi familia, pero por las circunstancias no se puede. Nosotros antes arrendábamos con mi pololo y era caro”. A su lado, su madre Nora Valderas se mostró “muy orgullosa de ella, le ha tocado duro trabajar en el hospital con todos sus compañeros. Sus compañeras y su suegra vinieron a saludarla, y es una alegría después de este año tan triste que hemos tenido”.