Necrológicas
  • Héctor Antonio Latorre Avendaño
  • Edmundo Aravena Mansilla
Conclusiones de dupla psicosocial del Liceo Sara Braun

La pandemia agudizó situaciones de estrés en los alumnos pero permitió mayor comunicación con las familias

Por La Prensa Austral Jueves 31 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
321
Visitas

Se termina el año y asoman los balances, marcados obviamente por la pandemia del Covid-19 que, en el ámbito escolar, implicaron establecimientos vacíos y clases en modalidad online. La labor de los equipos psicosociales se vio muy limitada por la imposibilidad del contacto diario con los estudiantes y sus dinámicas internas. La opción virtual tiene sus limitaciones, por lo que hubo que estar mucho más atento a la hora de detectar problemas en los estudiantes. En el Liceo Sara Braun, la dupla psicosocial integrada por la asistente social Evangelina Garró Cárdenas y el psicólogo Patricio González Fernández se refirió a las dificultades que debieron sortear durante el año.

“Partimos haciendo una revisión de uno por uno, conociéndolos, especialmente a los chicos de primero medio que eran nuevos para nuestro colegio y que tuvimos la oportunidad de estar con ellos una semana y media, de manera presencial y ver de qué manera podíamos aportarles. Al comienzo no había problemas familiares por el tema económico y después comenzaron a aparecer, tampoco problemas de relaciones sociales o de las emociones, y después comenzaron a aparecer y explotar muy intensamente”, detectó González. Garró a su vez, indicó que desde que se suspendieron las clases, tuvieron que readecuar muchas de las acciones que tenían y establecieron contacto, principalmente, con las familias. “Pudimos llegar a ellos y conocer el contexto familiar de cierta forma. Es complejo detectar algunas problemáticas, pero sí llegamos a muchos ellos, sobre todo la parte económica, en que los padres fueron súper transparentes y tuvieron confianza para contarnos algunas situaciones que estaban viviendo y que pudimos ayudar”.

La dupla psicosocial reconoció algunos estudiantes con problemas cuando, por ejemplo, dejaban de conectarse a las clases, o también notando que en los trabajos de los estudiantes hubieran textos con términos muy crípticos, que dieran cuenta de un estado de ánimo diferente al que conocían. Ahí ambos destacan la comunicación que tuvieron con los profesores, quienes les informaban respecto de estos cambios que descubrían.

Realidad económica
de las familias

Las circunstancias que más afectaron a los estudiantes se referían a cómo cambió la realidad económica de las familias durante la pandemia, “entonces teníamos a chicos que estaban preocupados al ver que faltaba comida en la casa, dinero, que sus papás no estaban trabajando y eso generó una cuota de estrés dentro de la casa. Y otro punto fue cómo les afectó la ausencia de estar con gente de su misma edad; la falta de compañeros y amigos, que justamente en este tiempo es cuando más se refuerzan ciertas amistades y la ausencia de ellos y del lugar cotidiano de contactarse, les afectó en sus estados de ánimo. Les costó readecuar su estilo de vida, porque muchos de ellos, con acceso a redes sociales se mantenían despiertos durante toda la noche”, expuso el psicólogo.

Pero al ser adolescentes hay cambios conductuales que son propios de esa edad y otros que pueden ser atribuidos a esta especial circunstancia. Para trabajar de esta manera, partieron de la base de que, al estar todo influido por la crisis del Covid-19, “si bien es difícil distinguir, íbamos a entender que un adolescente que tiene dificultades con el control de impulsos o la autonomía, esto se iba a agudizar. Entendíamos que este factor iba a extremar la experiencia de ellos”, expuso Patricio González.

Evangelina Garró se refirió, finalmente, a la situación que vivieron los cuartos medios, que además de esta carga emocional producto de la crisis sanitaria, se agregó la Prueba de Transición Universitaria, que comenzarán a rendir la próxima semana. “Como es un establecimiento polivalente, aquí hay carreras técnicas y humanistas, por lo que se entregan las herramientas para que se preparen. Desde todas las áreas se apoyó y este año nos permitió dar un apoyo individual a los estudiantes, ya sea en la parte vocacional y darles ofertas educativas y mejores alternativas para ellos, que nos permitía hacer entrevistas al grupo familiar. Me permitió, particularmente, hacer una orientación más grupal, involucrando a la familia en este proceso”.