Necrológicas
  • Luz Edith Soto áñez

Pompeo rechazó la suspensión de la cuenta de Trump en Twitter: “No podemos dejar que silencien a 75 millones de americanos, esto no es China”

Por La Prensa Austral Domingo 10 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
135
Visitas

“Silenciar el discurso es peligroso. Es antiamericano. Lamentablemente, ésta no es una nueva táctica de la izquierda. Han trabajado para silenciar las voces opuestas durante años”, aseguró el secretario de Estado del gobierno de Estados Unidos, Mike Pompeo, en su cuenta personal de Twitter.

Ofuscado, agregó: “No podemos dejar que silencien a 75 millones de americanos. Esto no es el Partido Comunista Chino”.

El Presidente saliente de Estados Unidos perdió su vía de comunicación más poderosa, su cuenta personal de Twitter, después de que la red social la suspendiera permanentemente ante “el riesgo de una mayor incitación a la violencia” tras el asalto de esta semana al Capitolio. Dos días después de suspender temporalmente la cuenta de Trump, la red social le privó definitivamente de esa herramienta, con la que ha emitido más de 55.000 mensajes durante más de once años y que contaba con 89 millones de seguidores.

“Tras una revisión minuciosa de los tuits recientes de la cuenta @realDonaldTrump y el contexto que los rodea, hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia”, indicó Twitter en un comunicado publicado en su blog oficial.

La cuenta que el Presidente ha usado frenéticamente durante sus cuatro años en el poder, con anuncios que a menudo sorprendían a su propio equipo y desataban desesperadas carreras para implementar sus órdenes, está ahora en blanco, sin siquiera las fotos de perfil del Presidente, y con el mensaje “cuenta suspendida”.

Fueron los dos últimos tuits que Trump emitió después de recuperar el control de su cuenta, este mismo miércoles, los que motivaron su suspensión permanente, después de que Twitter concluyera que violaban su política de glorificación de la violencia.

La reacción de Trump llegó inicialmente desde la cuenta oficial en Twitter del Presidente de EE.UU., @Potus, que el próximo 20 de enero pasará a manos del Mandatario electo, Joe Biden, y se eliminarán sus seguidores actuales, que son 33,4 millones. Sin embargo, Trump borró enseguida sus tuits de esa cuenta y fue la Casa Blanca la que distribuyó su mensaje en un comunicado, en el que acusó a la red social de “silenciarle” a él y a sus votantes, y de ser un instrumento de la “izquierda radical”.

“Predije que esto ocurriría. Hemos estado negociando con varios sitios más, y tendremos un gran anuncio pronto, mientras miramos también las posibilidades de construir nuestra propia plataforma en un futuro cercano. ¡No nos silenciarán!”, afirmó el Presidente saliente.

La medida supone un gesto extraordinario por parte de Twitter, que durante años se negó a censurar tuits de Trump -incluso cuando difundían teorías de la conspiración o incitaban al odio- por considerar que estaban en el interés público, dada su condición de presidente.

La de Twitter es la medida más definitiva de las tecnológicas contra el discurso de Trump tras el asalto al Capitolio, pero no la única: tanto Facebook como Instagram han bloqueado el acceso del Presidente a su cuenta al menos hasta que se complete el traspaso de poder el 20 de enero, y Twitch y Snapchat han desactivado su perfil indefinidamente.

Muchos seguidores de Trump difunden cada vez más sus mensajes en una red social alternativa de reciente creación, llamada Parler, pero esa plataforma también ha empezado a sufrir consecuencias tras el ataque al Capitolio.