Necrológicas
  • Héctor Antonio Latorre Avendaño
  • Edmundo Aravena Mansilla
Mariela Pozo no pierde la esperanza de hallar a su hijo

Madre de oficial del Ejército desaparecido en el Estrecho apela a que gobierno le apoye para mantener la rebusca

Por La Prensa Austral Jueves 14 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
3,045
Visitas

Ayer tuvo una primera reunión con la intendenta regional, Jennifer Rojas, a quien le pidió ayuda para recurrir a tecnología avanzada para rastrear en la profundidad.

Pasadas las 20 horas de ayer regresó a su alojamiento Mariela Pozo y su familia luego de haber caminado toda la tarde por la playa, especialmente en el sector del Parque Chabunco, en una nueva jornada de recorrido que le permita hallar algún rastro de su hijo Hugo Sebastián Fuentealba Pozo, subteniente del Ejército, desaparecido en ese sector en las aguas del estrecho de Magallanes en la tarde del pasado 27 de diciembre.

Ni el frío y los chubascos de lluvia amilanaron la fuerza de Mariela para seguir liderando la búsqueda de su hijo y cumplir con su propósito de regresar a su natal Chillán cuando haya claridad sobre su paradero considerando que por ahora sólo existe la presunta desgracia del infortunado oficial.

Hugo Fuentealba, 27 años, llevaba siete años viviendo en Punta Arenas y servía en la Cuarta Brigada Acorazada Chorrillos en Ojo Bueno. El día del accidente se internó al Estrecho junto al oficial militar Pedro-Pablo Moya Medina, ambos en kayak inflables, pero enfrentaron un fuerte temporal que les habría impedido regresar a la orilla. Moya logró salvar al nadar hasta la playa, pero no tuvo la misma suerte el subteniente chillanejo.

Sus padres, hermana y tíos permanecen desde fines de diciembre en Punta Arenas y se han unido a las rebuscas terrestres que la Armada ha mantenido por el borde costero norte entre Bahía Laredo y Tres Puentes.

Sin embargo, para Mariela Pozo lo ideal sería que transcurridos quince días desde el accidente se pudiesen incorporar más medios de apoyo e incluso tecnología avanzada para un rastreo en la profundidad, algo que hasta ahora han hecho buzos tácticos de la Armada sin resultados satisfactorios.

Con este objetivo ayer se reunió con autoridades locales encabezadas por la intendenta regional, Jennifer Rojas, representantes de la Armada y de la Onemi, a quienes les pidió la posibilidad de sumar más medios y les ofreció el apoyo de voluntarios, incluyendo un buzo táctico particular, ex Armada.

Explicó que lamentablemente la Armada no aprobó estos apoyos externos porque están fuera del protocolo de búsqueda que rige para la autoridad marítima y que la opción de sumar tecnología tendría que ser de manera particular lo cual sería de alto costo para la familia.

“La Armada me dio a conocer un informe detallado de la búsqueda que han desarrollado hasta ahora, pero nunca pensé que me iban a decir que no ante las posibilidades de sumar a los voluntarios”, señaló con cierta desilusión.

Igual pensó que la autoridad regional le daría alguna respuesta en cuanto a apoyo para sumar tecnología o disponer otros medios. “La intendenta y la Onemi se comprometían a entregarme datos para que yo ubique contratistas que podrían tener equipos, pero nada más. Ni siquiera un apoyo, un acompañamiento. Yo no soy de acá y me pareció muy insensible”, expresó Mariela Pozo.

La madre del subteniente quisiera que la Armada mantuviera a buzos tácticos en la búsqueda o de lo contrario tendría que recurrir a buzos comerciales particulares, pero para ello la intendenta de Magallanes le advirtió que no hay recursos para ayudarla y que debiera hacerlo de manera particular.

Pese a todo lo adverso que aparece el escenario actual, Mariela Pozo no pierde la fe y confía en que se abrirán nuevas puertas. No pierde la esperanza a que el gobierno de alguna forma la pueda ayudar. Hoy tendrá una reunión con representantes del Ejército donde espera también analizar las opciones que puedan adoptarse para los próximos días.