Necrológicas
  • María Nora Díaz Mellado
  • Francisco González Uribe
  • Juan Héctor González Mancilla
  • Orlando Oyarzún C.
  • Laura Bórquez Bórquez

Vecinos del sector Costanera ya están hartos de las “carreras clandestinas”

Por La Prensa Austral Jueves 21 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
1,430
Visitas

Tanto los residentes de villa El Golf como de Playa Norte pidieron a las autoridades
que de una vez por todas pongan fin a este “espectáculo” de años.

El reloj marca las 20,30 horas y casi como un ritual diario el ruido de los motores deja en evidencia la velocidad que los conductores imprimen a sus vehículos. Aquello es sólo el inicio, el punto de partida a una situación que, los propios vecinos del sector villa El Golf, aseguran es parte de un escenario instalado hace dos décadas y que hoy no sólo tiene que ver con el paso por la Avenida Costanera.

Ayer, en la mañana, una treintena de vecinos se reunió en el sector para analizar la situación “si es que resiste análisis”, reflexionan. “Es un hecho conocido, pero aún nadie ha hecho nada para ponerle fin después de todo este tiempo”, se escuchó entre los comentarios.

Para ellos el ruido ya parece ser el menor de los males, porque el problema ha ido tomando una dirección que da cuenta del paso de estas “carreras” por el interior de la villa, del peligro que esto conlleva a los vecinos, y de hechos asociados al alcohol y la violencia.

“Esto ya es demasiado y ya no sabemos qué hacer para que se ponga fin a esto. A lo mejor habrá que cerrar y tomarse la Costanera”, señala Patricia Oyarzún.

Agrega que el “suplicio” comienza todos los días a partir de las 20,30 horas y se prolonga durante horas, “y ya no sacamos nada con llamar a Carabineros, porque los conductores se esconden en la misma villa”.

Sobre esto último, Norma Jiménez señala que “estas personas arrancan por los pasajes y como hay varias calles sin salida, retroceden con la misma velocidad, poniendo en riesgo a cualquier cosa que se les atraviesa. Un día va a pasar con un niño, y después van a decir ‘perdón, que lástima por ellos’. Entonces no sólo el ruido, que es potente, también es el riesgo para los vecinos”.

Asimismo, coinciden en señalar que las “famosos carreras clandestinas” dejan en claro que los protagonistas no respetan ni pandemia, ni toque de queda ni nada. También mencionan que durante mucho tiempo estos “eventos” incluso han contado con público, consumo de alcohol y ahora con el paso por la propia villa El Golf, donde -advierten- si se les enfrenta reaccionan violentamente.

Por todo lo expuesto, los pobladores organizados efectuarán las gestiones que sean necesarias para que las autoridades entreguen alguna solución definitiva y que, además, consideren no sólo su sector, entendiendo que este problema también se da en otros puntos de la ciudad.

Situaciones similares pueden advertirse a diario en el sector sur, y en avenidas España y Eduardo Frei.