Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta
EDITORIAL

50 años de los Cevas

Por La Prensa Austral Martes 26 de Enero del 2021
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
62
Visitas

Adaptándose a las dinámicas impuestas por la pandemia, acaba de concluir la 50ª versión de los Centros de Vacaciones Solidarias de Magallanes.

Este año tuvieron que abrazar el formato online y usar las transmisiones televisivas de ITV Patagonia para  llevar su dinámica de sano esparcimiento a los hogares magallánicos, ampliando, de esta forma, la cobertura de niños y adolescentes que cada año asisten a estas vacaciones solidarias de verano en las diferentes parroquias y comunidades de la diócesis de la Iglesia Católica en Punta Arenas.

Precisamente, los anales de la diócesis tienen en esta iniciativa a uno de sus hechos más destacables. Gracias a la insistencia del padre belga Hugo Cornelissen (Q.E.P.D.), el entonces párroco de la parroquia Nuestra Señora de Fátima -hoy obispo emérito de Rancagua-, Alejandro Goic, asumió el desafío de replicar en nuestra región las colonias de verano que, en forma tan exitosa, desarrollaba la iglesia católica de dicho país europeo.

El claro sentido social de la actividad inmediatamente hizo sentido en Goic. Ello no podía ser de otra forma, pues el magallánico siempre guió su vocación sacerdotal buscando favorecer a los más necesitados y, en este caso, a los niños y adolescentes de sectores poblacionales populosos, quienes no iban a tener la posibilidad de salir de vacaciones junto a sus familias y, en no pocos casos, requerían de un espacio sano y seguro para aprender y divertirse mientras sus madres y padres trabajaban durante los meses de verano.

A través de 50 años, son miles los niños y las niñas que asistieron a los Cevas, siendo esta experiencia imborrable y cumpliendo plenamente su objetivo: ser un espacio de cobijo y cuidado para “nuestros hermanos más pequeños”.

Pero, igualmente indeleble han resultado los Cevas para quienes han participado como monitores. Para muchos jóvenes, estos centros se convirtieron en una verdadera escuela de liderazgo y de sentido social, marcando sus opciones profesionales y sus vidas.