Necrológicas
  • María Nora Díaz Mellado
  • Francisco González Uribe
  • Juan Héctor González Mancilla
  • Orlando Oyarzún C.
  • Laura Bórquez Bórquez

Trabajadores portuarios preocupados ante el menor arribo de buques de carga extranjeros

Por La Prensa Austral Miércoles 27 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
150
Visitas

Las restricciones que ha impuesto el Servicio Nacional de Aduanas a los buques extranjeros para operar en el puerto de Punta Arenas, tiene muy preocupados a los trabajadores y estibadores, principales afectados con esta situación que ha propiciado que disminuya el arribo de naves de carga, lo que les perjudica directamente a ellos en su fuente laboral. Es por ello que el presidente de la Federación de Trabajadores Portuarios de Magallanes, Luis Coronado Medina clama a las autoridades tomar conciencia respecto de los perjuicios laborales de sus asociados.

“Me acerqué a la agencia Atlantiss para consultar respecto de los buques que llegaban este fin de semana y también sobre unos contenedores que están en el muelle Mardones, que tienen carga, carnada, que la descargaron los trabajadores portuarios. Mi consulta principal tenía que ver con el hecho de que estos cuatro buques recalan todos los años a fines de enero y principios de febrero. Al respecto, el gerente de Atlantiss Luis Mora me dijo que lamentablemente solamente vendría uno. Al preguntar por qué, me indicaron que el armador decidió llevárselo a Corea, creo que por un problema con su carga. El tema es que estos tienen unos contenedores con carga en Tres Puentes, que no pueden descargar, por problema de Aduana. Eso significa que al no realizar esa faena nosotros, en la que había de cinco a siete turnos por cada buque, en estos momentos estamos cero pesos, lo que perjudica a los trabajadores, que no tienen plata ni para pagar los consumos”, expuso el directivo.

Por ello, Coronado recalca que “las autoridades no se preocupan por el sector portuario. Qué solución nos da el gobierno para esto”, subraya, pues podrían verse afectados fácilmente, unas 130 personas, según calcula. “Por cada container se ocupan 5-6 personas y eso es plata para el consumo. Me preocupa porque los trabajadores me presionan. Personalmente, dejé de trabajar en marzo, cuando en el puerto nos dijeron que no podíamos hacerlo, porque teníamos mucha edad. En lo personal, eso me perjudicó en alrededor de 700 mil pesos mensuales, porque yo hacía harto turnos”, concluyó Luis Coronado, antes de dirigirse a la intendencia para consultar por la posibilidad de otorgar pensión a unos 37 trabajadores, además de exponer sobre la crítica situación que tendrán que sobrellevar.