Necrológicas
  • María Nora Díaz Mellado
  • Francisco González Uribe
  • Juan Héctor González Mancilla
  • Orlando Oyarzún C.
  • Laura Bórquez Bórquez

En cuenta regresiva inicio de obras para “vía elevada”

Por La Prensa Austral Sábado 30 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
1,045
Visitas

– En marzo podría definirse la licitación de los trabajos, lo que permitiría partir en el segundo semestre del presente año.

Todo hace prever que en el segundo semestre del presente año comenzará a ser una realidad la denominada “vía elevada” del sector norte de Punta Arenas.

El proyecto oficialmente conocido como “Nudo Vial Avenida Frei – Ruta 9” se encuentra actualmente a la espera de recibir luz verde respecto de su licitación, de lo cual dependerá su futuro inmediato.

Así lo manifestó el seremi de Obras Públicas, Pablo Rendoll Balich, quien explicó que la empresa que se adjudicó la licitación tuvo algunos problemas para la presentación de documentos y que, por tal razón, se está evaluando la posibilidad de entregar la obra a quien resultó segundo en el proceso.

Inicialmente, la ejecución de la obra vial fue adjudicada a la empresa Icafal, pero la compañía que quedó en segundo lugar presentó un reclamo administrativo por la falta de presentación de un documento, controversia que está en la Fiscalía del Mop.

Trascendió que el ministerio estaba pensando acoger el reclamo y cambiar la resolución de adjudicación a Fresan-Arrigoni, que solicitó $700 millones más que Icafal.

“De aquí a marzo eso debería quedar resuelto y si esto ocurre los trabajos deberían partir en el segundo semestre”, enfatizó.

Sin embargo, Rendoll prefiere ser cauto, señalando que ese sería el mejor de los escenarios, “porque aún hay que pasar el trámite de Contraloría y, como se ha objetado tanto, … Pero, el proyecto ha ido superando todas las barreras y acusaciones que no han tenido base. No hay que olvidar que hubo una presentación a la Superintendencia del Medio Ambiente y muchos cuestionamientos que se han sabido responder. Eso ha demorado un poco el tema, porque hay muchos ojos sobre el proyecto y también mucha desinformación, principalmente respecto de la situación medioambiental y al temor de que se pudiera ver afectado el humedal”.

– Por cierto, ¿ustedes aseguran que eso no va a ocurrir?

– “Es que la obra no toca el humedal, ni durante las obras ni después. Para la etapa de construcción se han considerado medidas de mitigación, como la colocación de tableros para minimizar el ruido y evitar el polvo”.

– Otro punto que han mencionado los detractores de la obra ha sido el factor viento, ¿qué puede decir al respecto?

– “Ha sido otro de los argumentos sin fundamentos técnicos ni prácticos. En la vecina localidad argentina de Río Gallegos, por ejemplo, existen soluciones similares y no hay antecedentes que den cuenta de algún tipo de accidentes productos del viento”.

Otra observación ha tenido que ver sobre la conveniencia de haber buscado un proyecto de ingeniería alternativa. En este punto el seremi Rendoll explica que hablar de eso hoy significaría partir de cero y proyectarse a lo menos a 5 años. “Este tema fue ampliamente sociabilizado a nivel local, tanto entre las autoridades como con los vecinos y la comunidad en general. El estudio de ingeniería consideró 18 soluciones,  entre las cuales técnica y socialmente se determinó que el actual proyecto entrega la mejor solución a la problemática presente y futura que enfrentará la ciudad en los próximos años”.

En cuanto al alto costo ($23 mil millones), que también ha sido tema de discusión en la comunidad, la autoridad de Obras Públicas sostuvo que se trata de una vía estratégica en materia de conectividad y área sensible en cuanto a accidentes. “Por tal razón y atendida la envergadura y complejidad el valor del proyecto no se debe considerar caro, menos si para su evaluación económica y social se ha aplicado la metodología que posee nuestro país para las obras de infraestructura pública”.

Respecto de las expropiaciones, Rendoll dijo que esa etapa ya finalizó y sólo consideró un tramo pequeño, que corresponde a la punta diamante que es la división del acceso a Río Seco y la Ruta 9.