Necrológicas
  • María Nora Díaz Mellado
  • Francisco González Uribe
  • Juan Héctor González Mancilla
  • Orlando Oyarzún C.
  • Laura Bórquez Bórquez

Incertidumbre por el inicio del año escolar se trasladó al comercio de uniformes y útiles

Por La Prensa Austral Sábado 30 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
468
Visitas

Un ambiente inusual para ser fines de enero. Normalmente en estas fechas, las principales tiendas regionales y las librerías estaban repletas de padres, apoderados y estudiantes probándose uniformes o tachando las listas de útiles. El año pasado, aunque la pandemia del Covid-19 se veía a lo lejos, igual podría considerarse que fue normal en cuanto a ventas, lo que llevó a que los uniformes fueran usados apenas durante una semana.

Por ese antecedente, y ante la incertidumbre sobre el inicio del año escolar, fijado por el Ministerio de Educación para el 1 de marzo, las familias han preferido esperar ver cómo se desarrollan los acontecimientos y no perder dinero. Es así como Cosme Nocera o El Arte de Vestir aunque tienen a disposición los uniformes, están lejos de promocionar su venta como en otros años. Más bien cuentan con stock por si acaso alguien pregunta, algo que ha ocurrido muy poco este verano. Situación similar en Marangunic o Aldo y Carla, donde han llegado apoderados con listas de útiles escolares.

El gerente de Cosme Nocera, Francisco Nocera, recordó que “tenemos el área de uniformes habilitada todo el año, claramente, en ciertas épocas más fuerte. En las condiciones actuales, la situación ha sido anormal para todo el mundo, en particular para la venta de uniformes. Por lo tanto, ha habido inconveniente para hacer las reposiciones que habitualmente se hacían. Tenemos mercadería, pero es posible que, en la eventualidad que partieran las clases en un par de meses, se produzca un quiebre de stock. Tenemos suficiente, pero no el que habitualmente tenemos para atender una temporada normal”, reconoció.

De acuerdo a lo que proyectan y “nos estamos poniendo una situación en que las clases presenciales van a partir, seguramente, el segundo semestre, esa es la proyección y sensación que tenemos; posiblemente algunos colegios puedan partir antes con algún esquema particular, donde vayan parcialmente online o presencial, pero entendemos que, bajo esa figura, la situación del uniforme pasa totalmente a segundo plano, y además que muchos colegios han avanzado la idea de que no se exija el uniforme o algunos elementos, como la ropa deportiva”. En vista de ello, en la tienda han reforzado el stock de zapatillas, manteniendo la cantidad de uniformes, aunque “en la eventualidad que hubiera una solicitud inesperada para el momento que estamos viviendo (vuelta a clases presenciales en marzo) posiblemente tendremos quiebres de tallas y esas reposiciones tardan aproximadamente sesenta días en llegar”, advirtió Nocera.

En tanto, en El Arte de Vestir, el jefe de tienda, Manuel Aguila, expuso una situación similar. “El año pasado tuvimos una temporada normal dentro de lo que se espera. Para este año se prevé que vamos a tener una temporada mucho más larga, de todas maneras. Bajamos el stock de uniformes, pero con la variedad que siempre hemos tenido: todos los colegios de Punta Arenas, de Natales, Porvenir y creemos que este año la temporada se va a extender mucho más allá de marzo, porque mientras no haya claridad sobre cuál va a ser el modelo que van a utilizar los colegios para este año, vamos a mantener los uniformes”.

Aguila indicó que al menos ha recibido la comunicación de parte de dos colegios que le anunciaron que este año tendrán una modalidad de clase presencial, con variaciones de horario. “Nosotros tenemos uniformes el año entero, en esta época de colegio se exhibe toda la variedad, pero de enero a diciembre tenemos uniforme. Hay partes que quedan, pero el stock que se quebró, se repuso”, advirtió, quien también proyecta que la ropa deportiva escolar tendrá mayor salida.

Si bien han vendido algunos uniformes, prima la cautela de los apoderados, sentimiento que comparten en El Arte de Vestir, de acuerdo a la experiencia reciente. “Ha sido toda una experiencia nueva, donde hemos tenido que aprender todos a transitar en una nueva modalidad”.

Asoman algunas listas

El Ministerio de Educación hizo un llamado a reutilizar los útiles escolares del año pasado y conminó a los establecimientos a no sobrecargar el bolsillo de los padres y apoderados solicitando listas de útiles escolares que incluyan elementos de aseo u oficina, o exigiendo marcas específicas. Sin embargo, en locales como Aldo y Carla o Marangunic, han aparecido papás con listas proporcionadas por, al menos, tres establecimientos distintos.

En Marangunic, la jefa del local, Carolina Maldonado señaló que “han llegado listas de varios colegios, nosotros tenemos la promoción de un 15% por lista escolar completa, obviamente si el cliente quiere, se cotiza, y también se pueden enviar como despacho, por la pandemia”. En todo caso, reconocen que el movimiento más fuerte, en cuanto a venta de útiles escolares, se da en febrero. “Este mes no ha sido tan bajo, como se podría haber pensado”, comentó Maldonado.

Finalmente, en Aldo y Carla, la administradora Danica Hollub expuso que “normalmente recibíamos muchas listas a fines de diciembre, este año ha costado un poco la partida, ha estado notablemente más lento, han llegado listas pero de algunos colegios que se repiten, antes llegaban de todos. Solamente cinco se han repetido constantemente y hemos visto que algunos establecimientos están en stand by hasta marzo y no van a pedir útiles. También hemos observado que las listas están disminuidas en un 50%, no son los mismos productos de otros años. Por ejemplo, están pidiendo los artículos del estuche y los materiales estrictamente necesarios. Antes se pedía en la básica, por ejemplo, cajas plásticas con materiales para compartir. Ya nos ha llegado prácticamente el 90% de toda la mercadería, los libros, estamos con un descuento por comprar en listas de un 15% en enero y de un 10% en febrero, trabajamos con envío de listas por email, para retiro el apoderado puede enviar su lista y solamente retirar y también tenemos delivery vía transferencia electrónica”, detalló Hollub. Además, reconoció que han incorporado algunos elementos de aseo básico y que aparecen en las listas, como toalla nova, pañuelos desechable y jabón líquido.

Lo que ha funcionado bien en Aldo y Carla es la venta online, “la gente se ha acostumbrado a no salir tanto y nos llega constantemente pedidos online, de todos los lugares de Chile, que es lo más asombroso”, finalizó la administradora.