Necrológicas
  • María Nora Díaz Mellado
  • Francisco González Uribe
  • Juan Héctor González Mancilla
  • Orlando Oyarzún C.
  • Laura Bórquez Bórquez

Leonardo Roque: “No pierdo la esperanza de ser considerado en la Roja”

Por Agencias Jueves 4 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
184
Visitas

Leonardo Gil nació en Río Gallegos pero posee doble nacionalidad porque tiene familia chilena en nuestra región. Con 29 años, hoy defiende al Vasco da Gama de Brasil.

Su nombre completo es Leonardo Roque Albano Gil y tiene 29 años (31/05/91, estatura 1,76). Juega de volante central y a cada tanto su nombre figura como candidato para integrar la “Roja”.

Así ocurrió con Jorge Sampaoli en la banca de la Selección Chilena, también con Juan Antonio Pizzi e incluso con Reinaldo Rueda, pero todo quedó en “contactos”.

El “Colo” (por su cabello colorín) es argentino. Nació en Río Gallegos, pero gracias a su abuela chilena pudo obtener la doble nacionalidad.

Su vínculo es con nuestra región, pues también tiene tíos y primos en Puerto Natales y en más de una oportunidad ha mencionado las visitas que hacía durante su infancia a la capital de Ultima Esperanza y Punta Arenas.

TRAYECTORIA

En Río Gallegos, el volante mixto se identificó con los colores de Ferro y Boxing, antes de saltar al Cai (Comisión de Actividades Infantiles), emblemático club de Comodoro Rivadavia que terminó siendo su trampolín al fútbol profesional.

Olimpo de Bahía Blanca (2012-2015), Estudiantes de La Plata (2015-2017), Talleres de Córdoba (2016-2017, a préstamo), Rosario Central (2017-2019) Al-Ittihad de Arabia Saudita (2020) y Vasco da Gama (presente) son los clubes que han conocido la zurda y el gran despliegue de Gil en la zona media.

En el club brasileño lo dirige el técnico Vanderlei Luxemburgo y, a poco andar, ya se ha ganado el respeto del exigente medio siendo titular y figura. “Me siento contento, porque estoy en un club grande, en una liga fuerte y en un país muy bonito. Estamos contentos con mi familia”, contó el volante riogalleguense al medio As Chile. A continuación un extracto de la reciente entrevista.

LA “ROJA”

– Tras dejar Rosario Central partió a Arabia Saudita, pero volvió pronto. ¿Qué pasó?

– “En Arabia estaba muy bien, pero ya tengo 29 años. Siempre aspiré a jugar por la Selección Chilena y ese sueño no ha terminado. Por lo mismo, creo que para ser considerado hay que estar en un equipo grande de Chile o en una liga competitiva. Por eso vine a Brasil y a Vasco da Gama, porque no pierdo la esperanza de ser considerado en la Roja”.

– En su momento, Reinaldo Rueda habló públicamente de usted, dijo que lo estaba siguiendo, pero nunca lo convocó. ¿Sabe qué pasó?

– “No, simplemente sé que hubo un contacto con mi agente. Por ese lado me pone contento, porque estaba en su órbita. Nunca perdí la esperanza, trabajé muy duro para estar, pero no se dio. De todas formas, si Sampaoli me siguió cuando estaba en Estudiantes y Rueda cuando jugué en Rosario Central, por algo será”.

– Ahora habrá nuevo entrenador y podría ser Matías Almeyda. ¿Lo conoce?

– “A Matías no lo conozco personalmente, pero sí me tocó enfrentarlo muchas veces. En River Plate y Banfield le fue muy bien, así que si le toca asumir en la ‘Roja’, de seguro lo hará de buena forma”.

VILLANUEVA Y LUXEMBURGO

– En Arabia Saudita coincidió con el volante nacional Carlos Villanueva.

– “Hicimos una linda amistad. Estuve seis meses con él y puedo decir que es una persona excelente. El árabe es un idioma bastante complicado y como él se manejaba muy bien en inglés, me ayudó en todo. Me mostró el club y cómo moverme en el día a día. Estaré siempre agradecido de él y de su familia. Sé que volvió a Chile (Palestino) y que le está yendo muy bien. Eso me pone contento”.

– ¿Cómo es ser dirigido por Vanderlei Luxemburgo, uno de los entrenadores más exitosos de todos los tiempos en Brasil?

– “Estoy aprendiendo mucho de él. Vanderlei es un técnico que tiene mucha experiencia, ganó varios Brasileiraos, dirigió al Real Madrid y a la Selección brasileña. Con el prestigio que tiene, nos enseña mucho en el día a día. Hay que aprovecharlo”.