Necrológicas
  • Elba Montecinos Alarcón

Fiscalía investiga presunto cuasidelito de homicidios en muerte de piloto de motonave

Por La Prensa Austral Miércoles 10 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
649
Visitas

Un presunto cuasidelito de homicidio se encuentra investigando la Fiscalía de Puerto Natales en el caso del deceso de un piloto de la marina mercante fallecido trágicamente el primero de febrero del año recién pasado.

Consultada sobre el caso, la fiscal Lorena Carrasco manifestó que “la línea investigativa que estamos siguiendo sería un cuasidelito de homicidio, y por eso mismo la investigación ha sido larga”.

El cuasidelito se refiere a una acción u omisión no intencional que provoca un daño a una persona. Lo anterior requiere revisar y reunir una gran cantidad de antecedentes que permitan finalmente tomar la decisión de formalizar o no a uno o más personas.

Misa en memoria

El lunes primero de febrero se conmemoró un año de la trágica partida del piloto Walbert Fiedler González. El trágico hecho fue recordado por sus familiares, amigos y conocidos quienes participaron de una misa en su memoria en la ciudad de Valparaíso. También llevaron flores a su tumba que se encuentra en el cementerio Nº3 de Playa Ancha.

En el camposanto lo recordaron con dolor y cariño por tratarse de un buen padre, esposo, hijo y hermano. Walbert Fiedler se destacaba por su carácter amistoso y su buen corazón por lo que dejó una huella imborrable entre todos quienes lo conocieron.

El joven de 35 años falleció trágicamente el primero de febrero del año pasado a bordo de la motonave Puerto Natales al ser golpeado por una espía en la cabeza cuando se realizaban las maniobras de desatraque de la nave en el muelle Waldemar Hofmann de la empresa Skorpios, de la familia Kochifas.

El fatal hecho se registró a las 18,30 horas en el muelle ubicado a cinco kilómetros al norte de Puerto Natales, en momentos que se aseguraba el buque al embarcadero. En esos instantes una espía (cabo o soga) de amarre se habría cortado, golpeando uno de sus extremos en la cabeza del tripulante, quien habría fallecido de manera instantánea a raíz de un traumatismo cráneo encefálico.

El joven profesional, que había nacido en Quilpué, dejó a su esposa, su hija (en ese momento de un año y medio aproximadamente), a su madre y a sus dos hermanos menores.