Necrológicas

– Yerka del Carmen Filipic Aguila

– Carmen Rosa Cifuentes Bono

En mayo próximo

El busto de Pigafetta salió desde Vicenza en un Fiat 500 y llegará a Punta Arenas en la Esmeralda

Domingo 14 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
272
Visitas

La imagen que evoca al primer italiano que llegó a estas tierras en la expedición de Hernando de Magallanes y se transformó en el cronista de la expedición fue donada por la Municipalidad de Vicenza a su par de Punta Arenas.

Rolando Martínez

[email protected]

Un largo viaje ha tenido el busto del navegante italiano Antonio Pigafetta, quien se convirtió en el cronista de la expedición de Hernando de Magallanes, al narrar detalles de la larga travesía de la primera vuelta al mundo, que al cabo de tres años terminó liderando el español Juan Sebastián Elcano, tras la muerte del explorador portugués.

Fue el municipio de Vicenza, la ciudad donde nació Pigafetta, que decidió encargar la confección del busto y a través del cónsul de Chile en esa ciudad, Aldo Rozzi, se oficializó la donación a la municipalidad de Punta Arenas que lo ubicará en el futuro en una explanada de los navegantes en el lado sur de la Costanera, frente al liceo Industrial.

El contraalmirante en retiro de la Armada, Víctor Zanelli, quien trabajó como secretario ejecutivo del V Centenario de la Circunnavegación de Hernando de Magallanes y director de la Corporación Marítima de Chile, recuerda que ésta es una iniciativa que partió en 2018, por esta comisión nacional asesora de los 500 años, de tener algo en Chile que reconozca a Antonio Pigafetta no solamente como el primer italiano que llegó a nuestra tierras, que describió el paso por el estrecho de Magallanes, sino por haber sido el cronista o el primer periodista que escribió y narró la travesía.

“Tuvo la gracia y cualidad de terminar la primera vuelta al mundo después de tres años que habían zarpado desde España. Y poder narrar todo esto y tener la primera información de lo que fue la flora, la fauna, las corrientes, las vicisitudes, los temporales, que tuvo esta expedición es algo muy importante”, señala.

Para eso, traer el busto desde Italia, la mejor iniciativa o idea que tuvieron fue embarcarlo en el buque escuela Esmeralda, en su viaje de instrucción 2020 que iba a Italia.

“Iba al Mediterráneo, el buque escuela pasaba por un puerto italiano, se embarcaba Pigafetta a bordo de la Esmeralda. ¿Cuál era la historia? Era que Pigafetta volvía a Chile, 500 años después, en un buque de la Armada de Chile, con bandera chilena, entraba por el estrecho de Magallanes, cinco siglos después de lo que había hecho con su gran capitán Hernando de Magallanes”, sostiene.

Esa era la planificación que tenían, pero lamentablemente producto de la pandemia, el viaje de instrucción se suspendió a Europa y se quedaron sin la opción de trasladar el busto en los tiempos previstos.

“Partimos tomando contacto con personas por acá y por allá y logramos traerlo vía aérea desde Roma. Primero Pigafetta se fue desde Vicenza a Roma en un Fiat 500, que recorrió los 526 kilómetros. La entidad que hizo el busto se llama Asociación Pigafetta 500, entonces le da un toque especial”, señala.

En Roma el busto fue recibido por el embajador de Chile en Italia, Sergio Romero, quien lo expuso en la residencia diplomática como el primer italiano y primera persona en la historia que habla sobre Chile.

Desde Roma se trasladó vía aérea a Santiago el 20 de octubre y la idea era que, al llegar el busto a Chile desde Italia, el embajador de Italia en Chile Mauro Battocchi, al igual como Romero, le diera la bienvenida, pero la pandemia jugó en contra.

Zanelli precisa: “El busto llegó el 20 de octubre 2020. Como las celebraciones fueron el 21 de octubre, lo ideal hubiese sido embarcarlo altiro a Punta Arenas, pero el proceso de desaduanamiento no fue fácil. Un busto es una obra de arte y requiere muchos papeles”.

“El busto lo fui a buscar y lo traje a la Escuela Naval de Chile -añade- donde fue exhibido antes que quedara guardado en una bodega. Así los jóvenes que se forman sepan quién era Pigafetta”, dice Víctor Zanelli.

Fue hasta el 14 de enero pasado en que en una simple ceremonia en la Escuela Naval se realizó la ceremonia en la que coincidieron el comandante en jefe de la Armada, almirante Julio Leiva y el embajador de Italia en Chile, Mauro Battocchi donde fue presentado oficialmente el busto antes de ser embarcado en el buque escuela Esmeralda tal cual como fue planificado hace dos años, pero en vez de hacerlo en Italia fue en Valparaíso.

Se estima que el busto de Antonio Pigafetta llegará a comienzos de mayo a Punta Arenas y será entregado en la ceremonia de inauguración del Mes del Mar que se realizaría en nuestra ciudad si las condiciones sanitarias lo permiten.

Inicialmente el busto será colocado frente a la Gobernación Marítima de Punta Arenas y Zanelli agradece a Gian Mario Passano, que como representante de la comunidad italiana en Magallanes, aportó para construir la base donde será colocado.

Explanada de
los navegantes

La ubicación definitiva la dará la municipalidad de Punta Arenas y al respecto el alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich, señala que la primera parte es el busto, pero después habrá que ver el traslado de la base que sostendrá esta obra y para ello se gestiona con empresas italianas su transporte.

Radonich precisó que se presentará un proyecto para mejorar el borde costero frente al Liceo Industrial Armando Quezada, donde en esa pequeña bahía se proyecta no sólo instalar el busto de Antonio Pigafetta, sino que también instalar una figura del navegante Juan Sebastián Elcano que terminó la travesía de tres años iniciada por Magallanes.

“En esa suerte de paseo marítimo queremos instalar estos bustos para dar un realce”, señala el alcalde, quien agrega que ya existe un prediseño que debe definirse para ese lado sur de la Costanera del Estrecho de Magallanes.