Necrológicas
  • Héctor Antonio Latorre Avendaño
  • Edmundo Aravena Mansilla
En Pedro Montt 969

Scoop, a la usanza de los antiguos almacenes con autoservicio y productos sanos y amigables con el medio ambiente

Por La Prensa Austral Sábado 20 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
2,360
Visitas

Frutos secos, condimentos, cereales y verduras, son algunos de los productos alimenticios que ofrece, además de artículos de aseo tanto para el hogar como personal.

A postar por una alimentación más sana, con productos frescos y sin manipulación química o tener artículos de aseo más amigables con el medio ambiente, prescindiendo del plástico, es una de las tendencias que cada día suman más seguidores. Quizás la pandemia hizo que la mirada se dirigiera hacia el bienestar personal y con ello mientras más naturales sean los productos, mejor.

Es la propuesta de la tienda Scoop, ubicada en pleno centro de Punta Arenas, en Pedro Montt 969. A estas cualidades nombradas anteriormente, añade un espacio amplio, con autoservicio y excelente atención. Y los productos son sumamente variados, pudiendo encontrar desde distintos tipos de harina hasta alimentos como legumbres, cereales, aceites, frutos secos, té, café, endulzantes, semillas. La gracia es que el cliente puede llevar su propio frasco y llenarlo a gusto, incluso calculando en pesas distribuidas en el local, de ahí el nombre Scoop (cucharón en inglés). Lo mismo sucede en el caso de los detergentes, lavalozas, suavizantes, jabones líquidos, y aceites, donde uno puede ir con su propia botella. También cuentan con productos de limpieza, como papel higiénico, jabones, bolsas de basura biodegradables, artículos para aseo personal (hisopos, máquina de afeitar de las antiguas con gillette, escobillas de baño, cepillos).

Marcela González Valenzuela, junto a Cristián y María José Pinochet Infante, son los socios detrás de este negocio, que lleva un mes abierto. “La idea es que la gente vaya viendo la cantidad que quiere llevar, interactuando más con el producto, más que venga envasado o que alguien más se lo ofrezca. Quisimos tener la mayor cantidad de variedad posible para que al venir, no haya que hacer una parada en otro lugar, sino que encontrar todo en el mismo local. Otra idea es que los productos sean biodegradables, más sustentables y siempre trabajamos con pymes nacionales. Nuestro principal concepto es dar un paso más allá del reciclaje y que la gente pueda reutilizar lo que tiene en casa. Uno puede venir con una bolsa Zyploc, tapper, botellas, frascos, cualquier envase; ahora, si se le olvida, tiene las opciones acá”, detalló.

Incluso, no es necesario llevar un envase vacío, porque “si la botella de aceite le queda un poco, puede venir y rellenar, nosotros lo pesamos, le descontamos el peso y paga solamente el aceite que lleva, es más interactivo”, apuntó González.

La tienda surgió porque los tres socios trabajaban en Torres del Paine y, producto de la pandemia, comenzaron a buscar alternativas. “Pensamos en un carrito primero, para ir por las casas, se complicó un poco, hasta que buscamos un local, lo remodelamos, fue un arduo trabajo. La idea era partir con harto stock y viendo cómo la gente reaccionaba, no sabíamos si les iba a interesar el sistema. La respuesta ha sido muy positiva, encuentran entretenido el sistema, un poco más cómodo, porque puedes llevar de un gramo a un kilo. Les han gustado los productos de limpieza, que son biodegradables e hipoalergénicos, que es súper caro encontrarlo; cepillos de bambú, champú en barra. Los productos no tienen preservantes, colorantes, ni químicos muy fuertes”, detalló Marcela González.

También hay productos novedosos, como el goji, una baya deshidratada que está considerada como un súper alimento; endulzantes naturales como la lulosa, stevia en hoja, eritritol, que son cero por ciento calorías. La lulosa viene del maíz y el eritritol del alcohol de la fruta, por lo que pueden reemplazar el azúcar.

En cuanto a los precios, el detergente, por ejemplo, cuesta 2 mil pesos el kilo, “si llevas tres kilos, son 6 mil pesos, que es distinto a si llevas la misma cantidad en el supermercado y cuestan más de 11 mil pesos. En la página web estamos trabajando para instalar delivery para empezar lo antes posible”. Otro ejemplo son los pañales biodegradables, que en 147 días vuelven a la tierra, porque son hechos de bambú, y que van de los $35.990 hasta los $39.990, y que pueden contener 108 pañales.

La tienda funciona de lunes a viernes de 10,30 a 19,30 horas y el sábado, de 12 a 19 horas, continuado. Además, se pueden visitar sus redes sociales @tienda_scoop en Instagram, Scoop en Facebook y visitar la página www.scoop.cl.