Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera
El edificio completa una década en total abandono

Marzo puede ser clave para decidir el destino del ex Hospital Regional

Por La Prensa Austral Lunes 1 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
570
Visitas

Próximamente el gobierno regional llevará al Consejo Regional la propuesta para resolver si el área que ocupa el ex recinto de salud en calle Angamos será destinado para una nueva inversión o será vendido.

Los vecinos que viven en torno al ex Hospital Regional, en las inmediaciones de calles Angamos, Zenteno, pasaje Ancud y Condell, pasaron hace una década del intenso movimiento que generaba el recinto de salud en pleno funcionamiento a la completa soledad, pero con un espacio de 1,9 hectáreas que se ha transformado en un foco de suciedad, de desórdenes y refugio para personas que optaron por vivir en la calle.

Apenas comenzó a funcionar el nuevo Hospital Clínico de Magallanes, en 2010, y el Ministerio de Salud traspasó en 2011 el ex hospital al gobierno regional, como parte del trato establecido en el Convenio de Programación para concretar el nuevo hospital, muchos soñaron que el otrora establecimiento sanitario sería aprovechado.

Para ello la primera administración de Piñera adjudicó un estudio de anteproyecto para cuantificar su recuperación y opciones de ocupación. Inicialmente se proyectaron destinar $11 mil millones para radicar los casi 20 mil metros cuadrados de infraestructura y acoger oficinas de 26 servicios públicos.

Después vino la segunda administración de Bachelet y se proyectó un Centro Cívico, que generó bastante consenso, pero su costo estimado bordeaba los $32 mil millones. Al asumir este gobierno, el ex intendente Christian Matheson, tras visitar el recinto señaló que por los costos no era posible pensar en un centro cívico y que una opción era demoler una parte del área. Eso hasta ahora sigue sin solución.

Se viene marzo

Por ello que marzo puede ser clave para el futuro de este recinto porque se espera que se adopte una decisión definitiva para su futuro y con ello terminar un espacio que se ha transformado en un problema sin resolver.

El administrador del gobierno regional, José Barría, admite que se actualizó el avalúo fiscal y ello permite poder preparar la propuesta que será presentada a la comisión de Infraestructura y Patrimonio del Consejo Regional en el transcurso del mes próximo.

Hace diez años la tasación fiscal por un recinto abandonado y que ocupa casi 2 hectáreas era de $7 mil millones, pero hoy ese avalúo bajó a $2 mil millones aproximadamente, considerándose que su infraestructura está más dañada, explica Barría.

Consultado acerca de cuáles son las propuestas que se analizan, Barría dice que una opción es venderlo, pero eso mediante licitación pública con acuerdo del Core. En esta misma propuesta hay que analizar una solicitud de la Universidad de Magallanes por recuperar la antigua casa situada en el pasaje Víctor Fernández Villa, para llevarla al Instituto de la Patagonia, considerando que fue la residencia de los antiguos directores del hospital.

Respecto a qué opina José Barría en lo personal y que antes consejero regional, responde: “Personalmente, ante la situación financiera y los costos que se requiere, ante la escasez de recursos fiscales, lo ideal sería enajenarlo para que los fondos obtenidos se destinen en obras sociales”.

El presidente del Consejo Regional, Tolentino Soto, opina que habrá que esperar que el Gore les haga llegar la propuesta y la analicen. Sin embargo, lamenta que esta infraestructura, que despierta un sentimiento especial para miles de magallánicos que allí nacieron, otros que perdieron familiares allí, no se haya podido conservar y recuperar oportunamente.

Valor simbólico

“El tema lo hemos conversado muchas veces en el Core. Siempre hemos querido que se busque una solución. Simbólicamente ese establecimiento importa mucho porque es parte de la historia de Magallanes, de Punta Arenas. Hay un valor sentimental enorme, histórico”, afirma.

Incluso agrega que en su momento se pensó que el recinto fuese traspasado al municipio para que allí concentrara oficinas, pero esa idea nunca prosperó.

Admite que en las condiciones actuales en que se encuentra el recinto y ante la situación económica imperante, la vía más viable sería su enajenación definitiva, pero que es una materia que tendrán que evaluar con todos los antecedentes en la mesa para adoptar una resolución definitiva. Coincide que los recursos que obtengan podrían destinarse en favorecer otros proyectos sociales.

Tolentino Soto recalca que justamente hay que también tomar la experiencia de lo ocurrido con el ex hospital regional para que no se repita con los ex hospitales de Puerto Natales y Porvenir, que a su juicio debieran tener prontamente una nueva redestinación.

En el caso puntual de Natales piensa que lo ideal sería allí establecer un espacio de acogida y atención para las personas de la tercera edad.

El presidente del Consejo Regional valora que próximamente tenga la posibilidad de resolver sobre el destino de un espacio que requiere de un saneamiento para beneficio también de los vecinos del sector.