Necrológicas
  • Florinda Vásquez Hernández
  • Héctor Montes Díaz
  • Isabel Mancilla González
  • Drina Mazuelos Skarnic
  • Nelson Antonio Oyarzo Acevedo
Candidata a constituyente por Apruebo Dignidad

Abogada Javiera Morales: “Nuestra zona extrema necesita de autonomía regional y comunal verdadera”

Por La Prensa Austral Jueves 4 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
353
Visitas

“Ya no basta con decir que vamos a tener una descentralización con la elección del gobernador o gobernadora regional, con elegir a una persona para que tome las decisiones. Aquí se necesita una modificación profunda, que considere la participación ciudadana”, enfatizó.

“Nacida en Punta Arenas con familia de Puerto Natales”, se apura en señalar Javiera Morales Alvarado al inicio del diálogo.

Es la “carta de presentación” de la candidata a constituyente que encabeza la lista Apruebo Dignidad, que integran profesionales independientes que buscan la representación regional en el desafío que constituye la creación de una nueva Constitución.

Javiera habla de convicción, de descentralización, equidad, justicia y transparencia, términos que en algún momento fueron parte de su paso por las aulas de la universidad y que hoy le resultan más que palabras sacadas de un ensayo sobre utopías.

Abogada de la Universidad de Chile y profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Magallanes, con estudios de postgrado en Inglaterra, recuerda que ya como alumna y luego como ayudante al inicio de 2000 “estudiábamos el problema de nuestra Constitución y como ésta no cumplía el rol de ser una casa común para todos. Y cuando los países no cuentan con una base constitucional fortalecida, construida sobre la participación democrática, avanzar resulta difícil. Justamente, esta Constitución desde hace bastante tiempo no sólo no ha permitido avanzar sino que se ha transformado en un impedimento para los cambios que el país requiere”.

Este breve, pero lapidario análisis de la Carta Magna, lo reafirma señalando que “esta Constitución tiene un pecado de origen, que nuestro país no perdona, y que tiene que ver con que nace en los momentos más oscuros y dolorosos de nuestra historia, además de imponer un modelo social y económico que genera mucha injusticia, que genera divisiones y abre brechas profundas en materia de salud, educación y pensiones, dejando de lado lo que debería ser justo y equitativo”.

Si bien reconoce que esa visión sustenta las bases que la han llevado a participar de manera activa en el proceso, señala que su candidatura llega luego que “personas me instaron por considerar que puedo ser un aporte para los magallánicos y magallánicas en este proceso constituyente. Desde antes del estallido estuve presente en las discusiones, en los cabildos y en las asambleas, como profesora de Derecho Constitucional, pero también como una ciudadana comprometida con un proceso republicano que debe fijar el futuro de la región y el país por las próximas décadas”.

Agrega que si bien al principio fue una decisión difícil, “porque soy mamá, tengo trabajo y una familia, todo demandante de mucho tiempo, la importancia de este proceso pesó mucho más, al igual que mi convicción de que es posible hacer cambios para que Chile enfrente los próximos años de manera más justa y solidaria”.

El desafío de la descentralización

Sobre cuál sería lo prioritario para Magallanes en una nueva Constitución, Javiera Morales no duda en señalar que el gran tema para las regiones es la descentralización a través de una autonomía regional y comunal verdadera. “Hoy la que tenemos es sólo administrativa, pero hay que avanzar en la fiscal y política, de manera de distribuir los recursos de manera más autónoma y de tomar propias decisiones. Ya no basta con decir que vamos a tener una descentralización con la elección del gobernador o gobernadora regional, con elegir a una persona para que tome las decisiones. Aquí se necesita una modificación profunda, que considere la participación ciudadana”.

Lo anterior, propone, debe hacerse sobre un piso de equidad territorial “porque los derechos sociales, la educación y salud, las pensiones, tienen que ser un piso básico independiente del lugar donde nazcas. Lo que ocurre acá es que en regiones extremas como la nuestra todo eso es más caro y difícil. En mi trabajo, por ejemplo, hacer universidad es más difícil, por ser zona extrema, ni hablar de la salud. Por eso se necesitan más recursos y mayores capacidades de decisión”.

Sobre su visión acerca del proceso que se aproxima, la candidata dice tener confianza de que permitirá fijar las reglas del juego por los próximos años. “Puede ser difícil, pero no es primera vez que lo hace un país en el mundo. Hay variadas experiencias internacionales exitosas y tenemos que aprender de eso y evitar los errores. Es esencial que el reglamento que establezcamos los convencionales, una vez iniciado este proceso, tenga reglas muy claras sobre transparencia, probidad y conflicto de intereses. Y, por sobre  todo, que sea un proceso abierto a la ciudadanía, porque no puede transformarse sólo en un espacio de conversación para 155 personas en Santiago. Debe ser una instancia de discusión abierta a todo el país, con un debate amplio, transparente y representativo”.