Necrológicas
  • Néstor Gallardo Vergara
  • Jaime Delgado Herrera

Ex ministro de Hacienda Ignacio Briones: “La vida está cara, Punta Arenas y Magallanes son un buen ejemplo; muchas veces los sueldos no alcanzan y uno tiene que hacerse cargo de esa realidad”

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
1,623
Visitas

En gira por el país, tras visitar Natales, el precandidato presidencial de Evópoli llegó a Punta Arenas para entregar su apoyo a los candidatos de su colectividad, para las elecciones municipales y del proceso constituyente.

A pesar de que su nombre se repitió miles de veces el año pasado, a propósito de su férreo rechazo a los dos retiros del 10%, el ex ministro de Hacienda del gobierno de Sebastián Piñera, Ignacio Briones, pasó prácticamente inadvertido en su paso por Punta Arenas. La carta presidencial de Evópoli recorrió desde la Plaza Muñoz Gamero hasta calle Roca, degustando, incluso, algunos choripanes con leche con plátano, como dicta la tradición, en una mesa externa del popular negocio.

Briones llegó acompañado del diputado Pablo Kast y se reunió con los representantes locales, Ricardo Hernández (presidente regional), Diana Kusanovic (vicepresidenta), y las candidatas a concejal Lisette Salles y Daniela Arecheta, a quienes brindó su apoyo.

La gira nacional que ha emprendido el ex ministro, titulada “Escuchar, con libreta en mano”, ya ha pasado por el Bíobío (Yumbel, Lota y Concepción), Tarapacá (Alto Hospicio e Iquique), y el jueves llegó a Natales, para concluir su paso por Magallanes ayer, en Punta Arenas. Con su estilo ejecutivo, Briones anotó los requerimientos de la comunidad, a fin de tenerlos considerados para su carrera como precandidato presidencial para las primarias de Chile Vamos.

“Estoy recorriendo Chile, partiendo naturalmente por las regiones, acompañando a los candidatos de Evópoli a concejal, alcalde, constituyentes y libreta en mano, escuchando a la gente; yo quiero escuchar y tomar nota con humildad, entender los problemas diversos a lo largo de todo Chile, creo que tenemos un problema de centralismo fuerte, y la desconcentración del poder político se llama darle más poder a las comunas y las regiones para poder tomar sus decisiones”, expresó Briones sobre sus objetivos en esta gira, destacando que en Natales, “nos reunimos con emprendedores jóvenes en una zona que tiene un potencial turístico importante, creo que todo Magallanes tiene un futuro en el turismo de un calibre de clase mundial y para agregar valor y generar empleo, uno tiene que cuidar esa riqueza, esa ventaja natural que Chile tiene en la región, hay que hacerlo sustentable”.

En esa línea, sobre los recursos naturales de Magallanes, el ex titular de Hacienda otorgó suma importancia al “hidrógeno verde, acá están los mejores vientos del mundo, una industria que va a desarrollarse; está la conectividad digital que ha avanzado, proyectos de instalación de grandes empresas en esta materia. Estoy convencido que Magallanes va a ser un polo de desarrollo importantísimo, no sólo para el país, sino un referente a nivel mundial”.

Respecto de los candidatos locales, destacó que “su marca es ser gente joven, savia nueva, rostros nuevos, que vengan a oxigenar la política, no los mismos de siempre; son personas que por entusiasmo han abandonado sus carreras, emprendimientos, para jugársela por la región, por el bien común, para renovar la política con honestidad, hacer los cambios que necesitamos y a modernizar nuestro Estado para que esté al servicio del ciudadano y para que nunca más, cuando cambiemos de gobiernos locales, alcaldes, tenga que cambiar también el director de un colegio; pensemos en las personas, y no simplemente en los políticos, que le hace mal a la credibilidad y al problema de confianza que hoy día tenemos”, reconoció.

Su propuesta

Consultado sobre su situación particular, en este desafío como presidenciable y si sufrió mucho desgaste tras haber pertenecido al gobierno en estos dos últimos años tan convulsionados, Ignacio Briones, fue enfático en decir que no se siente así y que “he trabajado muchísimo en el gobierno, muchas horas, pero lo hacía siempre con mucho entusiasmo, me gustaba mucho. Consciente además de la responsabilidad y de los tremendos desafíos que teníamos como país, no paramos de trabajar con los equipos durante 2020, en un año durísimo, para generar políticas que permitieran que la política se recupere este año y vamos a tener una recuperación para apoyar el tema de las vacunas, asegurando los fondos que nos permitieron tenerlas con anticipación, y hoy Chile lidera en esta materia y da una luz de esperanza a los ciudadanos. Así que desgastado no, y sí enfrento un nuevo emprendimiento, que es distinto; yo no vengo de la política, soy un rostro nuevo, atípico en muchos aspectos, me gusta decir la verdad, hablar de frente aunque no haya acuerdo con lo que yo diga, y con mucho entusiasmo asumo esta cruzada, porque creo que Chile necesita reformas potentes en lo económico, lo social. Necesitamos desconcentrar el poder político para dar más poder a las regiones, los mercados, tener una cancha más pareja para los emprendedores y sobre todo, a los consumidores, para que sean bien tratados. Una cancha sin abusos, donde éstos sean sancionados de verdad y eso requiere reformas potentes, al igual que tener un Estado de servicio a la ciudadanía, un Estado que no abuse más, que no tenga que hacer que las personas hagan largas esperas, malos tratos, discriminación, todo eso supone reformas profundas, ‘romper huevos’, cruzarse con grupos de interés y vengo a eso. No le debo nada a nadie, soy libre para proponer esos cambios y cruzar esa frontera de ‘romper huevos’, que es lo que necesitamos para avanzar”, profundizó.

El 10% a la distancia

Briones fue uno de los protagonistas en la discusión de los proyectos de retiro del 10%. En su calidad de ministro de Hacienda defendió con fiereza los intereses del gobierno y rechazó constantemente esta iniciativa. Finalmente, se aprobaron dos retiros y quedó como uno de los grandes perdedores de esta discusión. Pese a ello, y a la distancia de este proceso, afirma: “Uno tiene que ser consistente en lo que ha mantenido, no me van a ver darme vuelta la chaqueta, pero lo que siempre he dicho con mucho respeto al dar un argumento, es que esto tiene costo, pero también he dicho que no soy nadie para juzgar a las personas en sus necesidades, las personas son libres; soy consciente y empatizo en que hay personas que lo han pasado muy mal, esta crisis ha sido muy dura. Conversando con la gente para entender bien lo que hay detrás, uno se da cuenta que esto habla muy bien de la responsabilidad y seriedad de los chilenos, es que muchas veces esa plata ha ido a pagar deudas, hay un endeudamiento en las personas que hay que hacerse cargo, soy consciente de ese problema, y vamos a hacer propuestas en esa dirección. Creo además, que la vida está cara, Punta Arenas y Magallanes son un buen ejemplo; muchas veces los sueldos no alcanzan y uno tiene que hacerse cargo de esa realidad, el endeudamiento, el costo de la vida, cómo abordarlo de manera creíble, sin proponer soluciones mágicas. Detrás del 10% no sólo está la primera cara visible, sino estas problemáticas detrás que nos dicen mucho hacia dónde tenemos que avanzar y quiero quedarme con eso, e invitar a que podamos acometer el desafío de tener una vejez digna. Para eso necesitamos mejores pensiones, más ahorro y cotizaciones en nuestras cuentas previsionales, hacer una reforma importante como la que hoy se discute, así que ojalá logremos avanzar en esa dirección también”.