Necrológicas

Ministro de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward: “No queremos más construcciones de viviendas sociales en las periferias, sino que estén cerca de la mejor infraestructura pública”

Domingo 7 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
109
Visitas

El ministro de Vivienda y Urbanismo Felipe Ward Edwards cumplió una extensa agenda en su visita a Magallanes.

Previo a estas actividades, Ward habló con El Magallanes para abordar tanto los temas de su agenda como otras inquietudes que afectan a los magallánicos, en esta materia.

“Estamos muy satisfechos con lo que se está haciendo en materia de Vivienda en la región, se superó, y esto es algo que no ocurre en todas las regiones, lo ofrecido faltando un año para que termine el gobierno y eso habla de una muy buena gestión a nivel local”, introdujo Ward, resaltando que esta meta se superó, incluso, tomando en cuenta el contexto de pandemia. “La ejecución presupuestaria del Ministerio de Vivienda para 2020 fue, en la gran mayoría de las regiones, superior a la de 2019, con pandemia, paralización y suspensión de obras; son números sobresalientes y esa es la razón en virtud de la cual el Congreso nos entregó la confianza de aumentar nuestro presupuesto en un 21,2%”, resaltó.

Consultado sobre su impresión respecto de los proyectos de viviendas que está desarrollando el municipio de Punta Arenas a través de entidades patrocinantes, el ministro Ward reveló que sostuvo una reunión con el alcalde Claudio Radonich y expuso que “las personas pueden postular a los distintos subsidios que tiene el ministerio de dos maneras: de forma individual o colectiva, agrupados en comités de vivienda. Nos parece una muy buena idea que las personas se agrupen en comités de vivienda, presenten proyectos y eventualmente, actuando con la municipalidad como entidad patrocinante, puedan presentar postulaciones para los subsidios del ministerio, algo que esperamos que ocurra en otros municipios de Chile, donde es una idea pionera, que surge tras una iniciativa del alcalde, que nosotros miramos con muy buenos ojos y así se lo manifestamos a los vecinos. Yo quiero ser muy responsable, hoy día hay un déficit habitacional en materia cuantitativa en Chile, es decir la cantidad de viviendas que faltan es cercano a los 450 mil. Por supuesto, no vamos a solucionar el déficit completo este año, pero ya que tenemos el presupuesto más alto de la historia del ministerio, vamos a iniciar obras en todo Chile, por una cantidad que nunca antes se había hecho”.

Política habitacional

Sin embargo, también reconoce que existe un déficit cualitativo, cercano al millón 400 mil de viviendas que requieren de algún tipo de reparación. Al respecto, sostuvo que “estamos diversificando los instrumentos en virtud de los cuales el ministerio responde a la necesidad de que nosotros cumplamos en la práctica con lo que creemos, que el techo es un derecho. Tenemos los subsidios de vivienda de transferencia de propiedad, como son el DS 49 que es el Fondo Solidario de Elección de Vivienda, el DS 19, de Integración Social y también tenemos una serie de instrumentos como el subsidio de arriendo. El año pasado entregamos cerca de 50 mil subsidios de arriendo, principalmente en regiones, para cubrir hasta el 70% del arriendo durante tres meses. Si complementamos a las políticas que existen por parte del ministerio, vamos a garantizar lo que va a estar mañana en la Constitución, que es el techo como un derecho”.

Asimismo, se busca construir casas con mejores estándares para las familias, ya que como mencionó Ward, “los que tenemos algunos años, somos capaces de recordar ejemplos muy lamentables en Chile, de una política habitacional en que se entregaban muchas casas muy pequeñas y muy malas. Eso se acabó hace algunos años, fruto del esfuerzo de muchos gobiernos, no solamente del nuestro. Estamos fortaleciendo y continuando una política habitacional moderna, que implica construir mucho, pero bueno. Nunca más se van a construir en Chile viviendas de treinta y tantos metros cuadrados, ni con los peores materiales, que tengan problemas estructurales y si eso llega a pasar, las empresas lo van a pagar”.

En ese sentido, Felipe Ward entregó “otra primicia en esta región. Tenemos una política nueva, el banco de suelos, y quiero transmitirle a la ciudadanía que no se sorprenda si empiezan a ver la construcción de viviendas sociales en los mejores barrios de cada ciudad. No queremos más construcciones de viviendas sociales en las periferias, queremos que estén cerca de la mejor infraestructura pública, los parques, centros educacionales, transporte público. Queremos promover la integración social, está en el corazón de las políticas del ministerio. El hecho que existan personas más vulnerables viviendo en los mejores barrios de las ciudades es un derecho, personas viviendo al lado de personas y eso lo vamos a promocionar”.

Clase media

La clase media muchas veces se encuentra en medio de una disyuntiva: ganan mucho dinero para postular a viviendas sociales, pero muy poco para poder contar con un crédito hipotecario. Como solución para este problema, el ministro Felipe Ward reconoce que “esta es una deuda del Estado, no de un gobierno de uno u otro color político. Ocurre que las personas que tienen situación socioeconómica fuerte, no requieren apoyo del Estado; la población vulnerable recibe apoyo pero son los sectores medios los que están abandonados por parte del Estado. En vivienda tenemos programas especiales para los sectores medios, a través de los cuales pueden postular, lo que es muy positivo, porque pueden postular a viviendas para que sean transferidas en propiedad, tenemos un subsidio directamente dirigido a la clase media, y también tenemos este arriendo especial de emergencia, pensando en los sectores medios, en que les pagamos el 70% para arriendos de hasta 600 mil pesos, e incluso más en algunas regiones extremas que tienen situación especial, y esto es algo que vamos a lanzar en marzo”.

Las “tomas” y
campamentos

En no pocos sectores periféricos del sector poniente de Punta Arenas han proliferado en los últimos años, “tomas” de terreno y campamentos, de grupos que se cansaron de esperar soluciones habitacionales y que han optado por construir en zonas en las que adolecen de servicios básicos como el agua potable o la electricidad. Ante ello, el ministro de Vivienda sostiene que “el ministerio cierra aproximadamente cerca de 65 campamentos al año, el año pasado fueron 69 y este año queremos cerrar 100. Eso no significa sacar a las personas que están ahí, sino radicarlos en el lugar en que están, si tenemos acuerdo con el dueño del terreno o erradicarlos y llevarlos a una solución definitiva, primero llevándolos a una solución transitoria, que puede ser un arriendo. Además de esos 100 que queremos cerrar, queremos dotar de habitabilidad otros 100 asentamientos precarios, fundamentalmente, ‘tomas’; dotarlos de agua y servicios básicos y eventualmente, de luz. Tenemos el presupuesto, el equipo y lo vamos a hacer, porque hay mucha gente en Chile que cayó en situación de vulnerabilidad, muchas familias que viven allegadas, hacinadas en la región y muchas que no pueden seguir pagando el arriendo. Para que no sigan proliferando las ‘tomas’ y campamentos, estamos ideando este sistema, pero vamos a privilegiar la antigüedad, no vamos a trabajar con ‘tomas’ nuevas, porque no queremos incentivar la formación de las mismas, y también quiero decir de forma fuerte y clara, vamos a trabajar primero con los comités de vivienda que se hayan constituido formalmente y satisfecha esa demanda, vamos a trabajar con los campamentos, porque entendemos que quienes se han constituido formalmente, no se han saltado la fila”.