Necrológicas

– Yerka del Carmen Filipic Aguila

– Carmen Rosa Cifuentes Bono

La variante inglesa del Covid-19 es un 64% más mortal que el virus original

Viernes 12 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
150
Visitas

Dado su escaso tiempo de vida, de alrededor de 14 días, el coronavirus Sars-CoV-2 tiene una sola misión que cumplir cada vez que contagia. Y esa es la de sobrevivir. Busca hacerlo infectando a organismos sanos donde se replica millones de veces en sus células.

Más de un año después de la aparición del coronavirus Sars-CoV-2 en el mundo, el virus ha ido adquiriendo mutaciones aleatorias menores desde que saltó de los animales a los humanos. Estas mutaciones generalmente toman la forma de errores tipográficos de una sola letra en el código genético viral o inserciones de tramos más largos.

Pero durante el proceso de copia es frecuente que aparezcan errores que, si bien muchas veces no tienen ningún efecto, en ocasiones producen cambios como en alguno de los aminoácidos que componen las proteínas del virus. Así, la estructura tridimensional de estas macromoléculas se puede ver alterada, y con ella las propiedades del virus, tornándolo más virulento, agresivo, débil o de mayor contagio.

Científicos británicos publicaron un estudio en donde comprobaron que la variante inglesa del Covid-19, conocida como B.1.1.7, no es sólo más contagiosa sino que también es 64% más mortal que el coronavirus clásico.

La investigación, que confirma las primeras estimaciones de enero, explica que el virus es entre un 30% y un 100% más letal que las variantes dominantes anteriores. Entre 1.000 casos detectados, la variante inglesa provoca 4,1 muertes frente a 2,5 para el coronavirus clásico, concluyen los autores del trabajo publicado en la prestigiosa revista médica British Medical Journal (BMJ). “Hay una probabilidad alta de que el riesgo de mortalidad aumente con una infección con esa variante”, escribieron los investigadores de las Universidades de Exeter y de Bristol.

La variante B.1.1.7 se detectó por primera vez en Gran Bretaña en septiembre de 2020 y desde entonces también se ha encontrado en más de 100 países más. Tiene 23 mutaciones en su código genético, un número relativamente alto, y algunas de ellas han hecho que se propague mucho más fácilmente.

Infobae