Necrológicas

El Colegio Alemán recibió a 73 estudiantes en clases presenciales

Martes 16 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
460
Visitas

En total orden, y con todas las medidas sanitarias adoptadas tras una adecuada planificación, el Colegio Alemán de Punta Arenas dio inicio a sus clases en forma presencial, con cuatro niveles: tercero y cuarto medio, más los quintos y sextos básicos. En total, 73 alumnos se hicieron presentes, todos siguiendo los protocolos, y cuando a alguno se le olvidaba, siempre estaba atento algún profesor, asistente o inspector, para recordar las medidas.

La directora del establecimiento María Carolina Calderón Rodríguez, destacó la disciplina de los estudiantes para cumplir con las normativas. “Hoy entraron cuatro niveles con un aforo máximo de 14 estudiantes más la profesora, y hoy recibimos a 73 niños. Hicimos una encuesta en febrero consultando a los papás si querían volver a clases de manera presencial y el 86% estaba de acuerdo con enviarlos al colegio y un 14% que no. La entrada fue en calma, los chicos súper ordenados, yo quedé impresionada, lo que nos facilita la labor a nosotros y nos ayuda a pensar cómo será la próxima semana, que se incorporan cuatro niveles más: primero y segundo medio y terceros y cuartos básicos, para de ahí, incorporar cuatro más y la última semana, los preescolares con los últimos tres niveles”, detalló.

Para Calderón, la decisión de partir las clases con estos cursos se debe a que los terceros y cuartos medios “es un grupo que se vio bastante afectado el año pasado en cuanto a lo que pudimos monitorear por área afectiva y socioemocional de los estudiantes, fueron los niveles que más afectados se vieron. Y los quintos y sextos son como reflejos, monitores, para los de primero a cuarto básico”, expuso.

En relación a los recreos, el Colegio Alemán habilitó un sistema, aprovechando la amplitud de sus instalaciones. “Hay círculos de colores y cada curso tiene un color, en caso de que no se pudiera salir, zonas demarcadas. En el gimnasio, entran tres: blanco, café y verde, que son primero, segundo y tercero medio; para 25 estudiantes”, explicó la directora.

En cuanto a los funcionarios y profesores, el establecimiento cuenta con 94. Los docentes que realizan clases en línea, van a su sala y cuando hay educación física, trabajan en un área de seis metros, lo que se simplificará cuando se inaugure la cancha de pasto sintético. Los chicos que lleven colación tendrán que consumirla en su propio puesto y llevarla en una bolsa reutilizable.

El Colegio Alemán tiene una matrícula de 727 estudiantes, por lo que cerca de 300 asistirán de manera presencial, una semana un grupo, la siguiente, otro, lo que se mantendrá hasta nuevo aviso.

La inversión fue millonaria para adoptar las medidas, puesto que además de dispensadores de alcohol gel en cada sala, se cambió toda la grifería del colegio, instalando todas las llaves automáticas para lavarse las manos, mismo sistema para las toallas, “y en cada sala se invirtió en una cámara aérea, más un equipo nuevo para el profesor y sillas adecuadas. Más las obras exteriores”, puntualizó María Carolina Calderón, que también presentó un software con el que miden trazabilidad con los estudiantes y que indica si están en condiciones de asistir de manera presencial.

Contentos de volver

La sensación de alegría era notoria en los estudiantes, tanto los más pequeños como en los mayores. Sofía Mella, del quinto básico A, comentó que “el primer día fue bueno, pero extraño, porque costaba mantener distancia. En la sala éramos siete, y tenía muchas ganas de volver. Las medidas están bien, si tú las respetas y tienes todo lo necesario, no es tan complicado”.

La presidenta del Centro de Estudiantes, Francisca Díaz puso la opinión de los más grandes, que viven su último año escolar: “Ha sido un poco extraño, porque falta la otra parte del curso, ha sido difícil retomar esta rutina escolar, pero dentro de todo estoy feliz, porque sé que mi aprendizaje será mucho mejor igual que el de mis compañeros. Al principio hubo mucha incertidumbre de no poder reencontrarnos nunca más, pero con los avances y protocolos del colegio, hemos estado súper bien”, comentó la estudiante que el año pasado estudió online: “Es un estrés enorme, nunca pensé que iba a ser tan pesado. Estamos acostumbrados a la tecnología, pero al estar online una valora mucho más a los docentes, al establecimiento y todas las herramientas que entregan para nosotros. Ojalá este año funcione bien y volvamos a la normalidad, para tener nuestras actividades de cuarto medio como correspondan”.

Clemente Grandón, de sexto básico, opinó que volver “fue bakán, divertido, haciendo amigos y lo pasé muy bien. Los protocolos, si los vemos del punto de vista que nos tenemos que separar y no estar muy juntos, cuesta un poco. Pero es mejor que estar online, porque vemos a nuestros amigos”.

Transporte escolar

Afuera del colegio esperaba un furgón de la Asociación Gremial de Empresarios de Transporte Escolar de Punta Arenas, Agetepa, la conductora Susana Bravo comentó que “estamos empezando de cero, pero viendo cómo va resultando el tema, si los papás quieren tomar los transportes, entonces esperamos que ellos vean que está la seguridad y protocolos, toma de temperatura, planilla y todo lo que involucra al transporte. Los niños son más obedientes que los adultos así que no creo que tengamos problemas”.