Necrológicas

Conductor ebrio que dejó a militar en estado vegetativo fue ingresado a la cárcel

Por La Prensa Austral Jueves 18 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
7,104
Visitas

En la cárcel terminó un conductor que guiando en estado de ebriedad y sin tener licencia, impactó violentamente a un militar que se desplazaba en bicicleta, dejándolo con lesiones graves gravísimas y en estado vegetativo.

El accidente ocurrió la noche del 27 de febrero de este año, y al día siguiente la Fiscalía formalizó cargos en contra del conductor Marcelo Alexis Emmott Canumán, por el delito de lesiones graves, quedando con arresto domiciliario nocturno. Mientras que la víctima, el enfermero militar Joani Cristóbal Calquín Salazar, fue trasladado en avión ambulancia al Hospital Militar de Santiago.

Su esposa, Romina Vera Paredes, viajó con él a la capital. Lo acompaña para estar juntos en estos difíciles momentos.

En una entrevista anterior, publicada el 5 de marzo en La Prensa Austral, confirmó la gravedad de su marido y que podría mantener la condición en que se encuentra actualmente, vegetal, según se lo anticiparon los médicos.

Romina pidió justicia y dijo no entender cómo el conductor quedó libre, después de lo que hizo. El fiscal regional, Eugenio Campos, la llamó telefónicamente para decirle que estuviera tranquila y que personalmente se encargaría del caso.

A prisión

Campos cumplió y ayer reformalizó cargos en contra de Emmott Canumán, por dos hechos, consiguiendo enviarlo a la cárcel.

Primero, por conducir en estado de ebriedad el 7 de febrero. Ese día, faltando minutos para las 5 de la mañana Emmott manejaba un vehículo Hyundai Euro Accent por las inmediaciones de Cerro Ballena, casi frente al Nº1755 de Puerto Natales, cuando fue sorprendido por Carabineros tras ser denunciado por la comunidad de andar a exceso de velocidad por las calles de Puerto Natales.

El examen respiratorio Intoxilayzer arrojó 2.79 gramos de alcohol por litro de sangre en el organismo. Además guiaba sin tener licencia de conducir ni salvoconducto.

Militar grave

En menos de 20 días, el 27 de febrero, alrededor de las diez de la noche, Emmott volvió a ser detenido manejando ebrio. Pero esta vez su actuar irresponsable tuvo consecuencias gravísimas para un inocente ciclista que, montado en su bicicleta mountain bike GTR, fue impactado violentamente por el vehículo Hyundai Euro Accent que nuevamente conducía ebrio Marcelo Emmott.

El accidente ocurrió en las inmediaciones de Avenida España, Ruta Y-330, frente al Huerto Nº73, quedando gravemente herido Joani Calquín Salazar, de 37 años, enfermero de profesión, cabo segundo de Ejército del Regimiento Lanceros.

En esos momentos fue auxiliado por terceras personas y personal de Carabineros. Mientras que el conductor se encerró al interior del vehículo debido a su estado de ebriedad, corroborada con el examen respiratorio que arrojó 2.76 gramos de alcohol por litro de sangre, y no prestó ayuda a la víctima.

A prisión

El juez Jorge Lavín acogió los argumentos de la Fiscalía y coincidió en que este conductor no puede andar libre y lo envió a cumplir prisión.

El último informe médico de la víctima, emanado del director del Hospital Militar, de fecha 15 de marzo, da cuenta de un paciente ingresado por un trauma de alto impacto en la vía pública por atropello.

El diagnóstico actualizado de Joani Calquín Salazar es politraumatizado grave, Tec complicado, estado vegetativo persistente, aplastamiento del cuerpo vertebral, contusión pulmonar, paciente en coma grave, mal pronóstico neurológico, posibles secuelas de carácter permanente.

Finalmente el conductor fue formalizado por conducir en estado de ebriedad, sin licencia, provocar lesiones graves-gravísimas, daños y atentado a la salud pública. Y por los tres meses que dure la investigación deberá permanecer en la cárcel. Aunque la Fiscalía anticipó que cualquier eventual pena que reciba deberá cumplirla con cárcel efectiva por su calidad de reincidente. En agosto de 2016 ya fue condenado por manejo en estado de ebriedad.

El abogado defensor, Jaime Obando, se opuso y entre otros argumentos señaló que su representado le hizo saber que vive con sus padres y que debe mantener un hijo de seis años.

En representación del padre de la víctima compareció el abogado Hans Senier, quien dijo que la misma posibilidad argumentada por la defensa, de que el imputado debe cuidar a su hijo y proveer de alimentación a sus padres, “es la posibilidad que el mismo imputado le negó a la víctima con las conductas reiteradas”.