Necrológicas
  • María Socorro Díaz Muñoz
  • Marco Antonio Oyarzo Andrade
EDITORIAL

Registro Social, el obstáculo para acceder a ayuda estatal

Por La Prensa Austral Viernes 26 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
64
Visitas

Al cumplirse el primer año de pandemia en Chile, hemos sido testigos de los esfuerzos de este gobierno por fortalecer su red de protección social, tras el confinamiento que ha vivido prácticamente toda la población para hacer frente a los elevados contagios por el coronavirus y a los desastrosos efectos económicos que esto ha implicado.

El anuncio realizado por el Presidente Piñera el lunes último, contempla la extensión del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) hasta el mes de junio, un bono para la clase media, mayor protección al empleo y apoyo a la Pymes. Este esfuerzo fiscal representará un costo de 6 mil millones de dólares, lo cual representa un 2% del Producto Interno Bruto.

Pero, a decir de los dirigentes sociales y de las propias familias, esta ayuda no está llegando, ni a los más vulnerables, ni a los trabajadores, ni a quienes más lo necesitan.

Y, es que el gran obstáculo para acceder a este apoyo estatal sigue siendo el cuestionado Registro Social de Hogares (RSH). Ya el año pasado se denunció que el ministerio responsable de esta herramienta elevaba artificialmente los ingresos de familias pobres dejándolas sin ingresos de emergencia. Este caso llegó, incluso, a la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados.

El RSH es el instrumento que mide a la población para saber en qué porcentaje de vulnerabilidad se encuentra, con el fin de catalogar a una familia y focalizar las políticas públicas en la emergencia actual.

Ciertamente se hace necesario simplificar los requisitos de postulación de los beneficios estatales y habrá que estar muy atentos a la letra chica, porque es la única forma de garantizar que la ayuda llegue a los más carenciados.

Son muchas las familias que están sufriendo las duras consecuencias de la crisis y pensando en ellas este paquete de medidas anunciadas debe ser revisado y mejorado por el Congreso, de modo que pueda abarcar al mayor número de ellas.