Necrológicas
  • María Socorro Díaz Muñoz
  • Marco Antonio Oyarzo Andrade
En el rubro computacional

Clases online y teletrabajo aumentan demanda por equipos y accesorios

Por La Prensa Austral Sábado 3 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
155
Visitas

Además del incremento en los precios, en las últimas semanas se ha registrado escasez de monitores de 20 pulgadas.

Desde que se desató la emergencia sanitaria por la pandemia hace un año, la demanda por equipos computadores como notebook y accesorios -como cámaras e impresoras- aumentó considerablemente, repercutiendo incluso en los stock y con alza en sus valores que varían entre 30% y 50%.

Incluso se ha registrado una escasez de equipos lo que ha provocado demoras en el cumplimiento de los pedidos o para satisfacer los encargos de los clientes.

Así lo reconoce Víctor Banciella, administrativo de la empresa Sistemas Informáticos, quien relata que la venta a personas particulares aumentó mucho producto del teletrabajo y las clases online para los niños y jóvenes. “Mucha gente se vio en la necesidad de comprar equipos, arreglarlos o mejorarlos, adquirir impresoras o incluso insumos para ella”, explica.

Agrega que por el lado de las empresas bajó el flujo normal de ventas y que las ventas se dispararon especialmente en notebook, cámaras web, discos duros externos y discos duros de estado sólido, la nueva modalidad que reemplaza al disco duro mecánico que va instalado en el equipo. “El disco duro de estado sólido es como si fuera un pen drive gigante. Ayuda a que es más rápido que el otro disco y menos riesgo a que se raye. La información es diez veces más rápido que el otro disco duro”.

Banciella precisa que ha habido mucha demanda de notebook. “Nosotros tratamos de comprar o tener en stock notebook para la venta de clientes. Hubo momentos en que nos pasó que a un mayorista en Santiago le llegaban 200 equipos, nos demorábamos medio día en comprar la cantidad que queríamos y en ese medio día no quedaba ninguno”.

Hubo ocasiones en que, cuando comenzaron las cuarentenas en la zona central, muchas empresas enviaron a su gente a trabajar a la casa y compraron masivos lotes de equipos para enviárselos a su persona para que no tuvieran inconvenientes en el teletrabajo. “Además había poco stock porque, si antes llegaban mil unidades, en el último tiempo llegaban 500 unidades. Hoy en día si quieres comprar un notebook cuesta conseguir y lo consigues más caro. Los costos de los equipos se han incrementado en 30%.

“Todo está más caro, repuestos, accesorios, discos duros. Todo subió de precio”.

En las últimas semanas también se han encontrado con la poca disponibilidad en el mercado de monitores de 20 pulgadas y cree que los stock se normalizarán cuando la pandemia esté controlada casi en su totalidad, porque además en las mismas fábricas ha habido problemas para producir equipos e insumos ante casos de contagios donde no sólo se ha enviado a casa ó los trabajadores enfermos, sino que a toda la sección por ser contactos estrechos.

Desabastecimiento general

Julio Ojeda, propietario de Abacomp, con 21 años de presencia en el mercado, reconoce que la emergencia sanitaria ha provocado un desabastecimiento general de equipos e insumos y afirma que en el caso local estuvo precedido por la falta de productos porque la emergencia se presentó primero en el mercado europeo al comenzar antes allá la pandemia.

“Teníamos un abastecimiento constante, pero empezaron a faltar insumos, accesorios y eso fue paralelo al alza de productos. Manejamos casi 900 suministros tintas, cartridge, insumos de impresora, pero empezó a haber quiebre de stock. Empezó a haber desabastecimiento de suministros de alta rotación”, sostiene el comerciante, quien incluso en los últimos meses ha vendido productos a otras empresas de la competencia tanto en la región como en la zona central que han quedado sin stock para sus clientes.

Recuerda que antes de la pandemia había variedad de portátiles notebook y los llamados “all one” o todo en uno, que son equipos estacionarios que consiste en el monitor.

“El particular lo que más compra son los notebook o el computador que es solo la pantalla grande y viene todo allí. Ya se está dejando de vender el pc como torre. Hoy se vende a un segmento de clientes gamer o servidores de empresas. Pero también empezaron a escasear y el alza de precios no vino de nosotros ni de la marca de Santiago, sino que de las mismas fábricas”, opina.

Julio Ojeda calcula que en promedio los precios han experimentado una variación cercana al 50%, aunque hubo productos que subieron mucho más.

A modo de ejemplo recuerda que en el verano de 2020 tenía a la venta una impresora térmica, especial para imprimir boletas a un precio de $139 mil, pero hace tres semanas le ofrecieron desde la distribuidora mayorista el mismo tipo de impresora a un valor de $399 mil, pero él desistió de comprarlas porque no podría traspasar ese costo a su clientela.

“Nosotros con la pandemia empezamos a vender más equipos, no es nuestro fuerte. Lo son los suministros de computación y una línea de alternativa, aunque priorizamos lo original para dar garantía a los clientes. Sin embargo, se empezaron a vender muchos equipos e impresoras, también aumentaron los productos gamers”, recalca Ojeda.

A modo de anécdota dice que antes de la pandemia no había implementado la página web de su local y al decretarse la primera cuarentena decidió activarla como también promover sus productos por redes sociales vía Facebook e Instagram y las ventas aumentaron por delivery.