Necrológicas
Realizado de manera acotada al interior de la Catedral

Obispo ora por enfermos con Covid, personal de salud y los abandonados en vía crucis de Semana Santa

Por La Prensa Austral Sábado 3 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
207
Visitas

Con un aforo limitado se realizó a las 19 horas de ayer al interior de la iglesia Catedral el tradicional Vía Crucis de Semana Santa, el que además fue transmitido vía streaming y por las emisiones del canal de televisión regional ITV Patagonia.

En su mensaje el obispo de Punta Arenas, monseñor Bernardo Bastres, recordó que cada una de las familias cristianas ha participado desde sus casas en el recorrido que ha llevado a Jesús a realizar el “acto más grande de amor por todos: dar su vida por rescate nuestro”.

Luego señaló que, al igual que el año pasado, han extrañado no ir todos por las calles del centro de la ciudad dando testimonio público de la fe. Sin embargo, las parroquias y comunidades han sido creativas en realizar distintos caminos de la cruz, con la participación acotada de personas, manifestando en los distintos barrios la fe en el crucificado que hoy vive por su resurrección.

“La pasión de Cristo nos impulsa a cargar sobre nuestros hombros el sufrimiento del mundo, con la certeza de que Dios no es alguien distante o lejano del hombre y sus vicisitudes. Al contrario, se hizo uno de nosotros para poder compadecer El mismo con el hombre, de modo muy real, en carne y sangre… Por eso, en cada pena humana ha entrado uno que comparte el sufrir y padecer; de ahí se difunde en cada sufrimiento la consolación del amor de Dios que es nuestra esperanza”, afirmó.

Luego el obispo de Punta Arenas expresó: “Esta tarde, recordamos a los enfermos por el Covid, a sus familias y el personal sanitario que los cuidan, recordemos a todas las personas enfermas, a nuestros adultos mayores abandonados y solos, a los que se encuentran sin trabajo y lo buscan desesperadamente. A las personas que viven en situación de calle. A los niños y jóvenes que se encuentran cansados y aburridos no poder compartir su vida con sus compañeros y amigos. Rezamos por todos nosotros, que este tiempo de pandemia nos ha alterado en nuestra vida y no nos ha permitido abrazar y acariciar a nuestros mayores y amigos. Que todos encontremos en la prueba de la cruz la fuerza de la esperanza de la resurrección y del amor de Dios”.

A temprana hora de la tarde se evocó la pasión de Jesucristo con el desclave desde la cruz, asistiendo unas 60 personas al interior del principal templo de la iglesia Católica en Punta Arenas.