Necrológicas
  • Héctor Mansilla Barrientos (Tito)
  • Oscar Bahamóndez González

Condenan a organizadores de fiesta de Año Nuevo 2015 en el Club Hípico a pagar $7,7 millones

Por La Prensa Austral Lunes 5 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
5,768
Visitas

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) recepcionó 84 reclamos
de parte de asistentes que demandaban la devolución de sus entradas.

La fiesta con la que se recibió el año 2015 quedó en la historia, pero no por lo apoteósica, sino por las consecuencias que tuvo. El evento “Año Nuevo 2015- On Tour Ovalo Club Hípico”, terminó siendo un fiasco, ya que transcurridas un par de horas, se abrieron las puertas, permitiendo el acceso de mucha gente sin entradas, las que tenían un costo de 16 mil pesos general y 20 mil las vip. Pasado el jolgorio y la resaca, el 2 de enero, cientos de personas, en su mayoría jóvenes, hicieron largas filas en la otrora disco Sounday, ubicada en José Nogueira, entre el pasaje José Pedrals y Errázuriz, en el centro de Punta Arenas, para que les devolvieran el dinero de sus tickets.

En aquella oportunidad, uno de los organizadores, Paolo Vergara González, explicó que “tuvimos que pagar audio, iluminación, los domos que compramos, y ahora tenemos que hacer una demanda, porque nos tienen que devolver la plata, una indemnización. Cuando tengamos el dinero, se les va a devolver”. Mientras tanto, otro de los que estaban en el grupo de productores del evento criticó la conducta de quienes acudieron a pedir la devolución de su entrada.

Pasado el tiempo, el Servicio Nacional del Consumidor interpuso una demanda ante el Segundo Juzgado de Letras contra los organizadores del evento, representados por Vergara, por la no realización de la fiesta en los términos convenidos, por incumplir la reparación en su integridad y de manera oportuna a los consumidores y finalmente, por actuar con negligencia en la prestación del servicio. El tribunal dio lugar a la demanda, la que confirmado, tanto por la Corte de Apelaciones de Punta Arenas como por la Corte Suprema y que condenó a los organizadores, al pago de una multa de 50 Unidades Tributarias Mensuales por cada una de las tres infracciones y por todos los consumidores afectados. En esa oportunidad, el Sernac recepcionó 84 reclamos de parte de los asistentes (fallo se publica en la página 24 de la edición de hoy de este diario).

Asimismo, se condenó a los organizadores a compensar a cada uno de los consumidores con la devolución del valor de la entrada, más una suma equivalente al valor del ticket pagado, a modo de indemnización de gastos de compra y devolución de entradas, además de las molestias sufridas. Además, se castigó al demandado a pagar a cada uno de los demandantes la suma equivalente a 0,30 unidades tributarias mensuales.

De esta forma, con mucha gente que estuvo en esa fiesta que quizás ya ni siquiera está en Punta Arenas, se cerró este capítulo de la famosa fiesta de Año Nuevo, que prometía un concepto revolucionario, con tres domos ambientados, dos generales “Ibiza” y “Las Vegas”, más uno vip “Dubai”, y un espacio al aire libre, llamado “Hawai”; sushi, cotillón, 70 metros de bar, iluminación led, mapping 3D y domos geodésicos con Black out. Al final, la sentencia obliga al demandante a pagar $7,7 millones (150 UTM).