Necrológicas
  • Pascual Anselmo Candia Almazabal

Murió ex intendente de Magallanes, general (r) Washington Carrasco

Por La Prensa Austral Martes 6 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
315
Visitas

Fue en 2003 cuando el entonces general (r) Washington Carrasco Fernández hacía una de sus últimas apariciones públicas, sorprendiendo al dar lectura a una carta donde un grupo de ex altos mandos del Ejército asumían responsabilidad en casos de derechos humanos. Carrasco -junto a otros siete militares- firmaba la carta en su calidad de ex vicecomandante en jefe (1979), asumiendo responsabilidad en las exhumaciones ilegales de restos durante la dictadura militar.

Ayer, en horas de la mañana, se conoció del fallecimiento en Santiago del general (r), quien en el periodo de enero de 1975 a febrero de 1977 fue designado intendente de Magallanes en su calidad de comandante en jefe del Comando Conjunto Austral. En el cargo reemplazó al también general Augusto Lutz y fue sucedido por Nilo Floody Buxton. En la actualidad tenía 98 años.

Al momento del golpe militar de 1973, Carrasco era el jefe de guarnición en Concepción (luego de Arauco) y más tarde pasó a integrar el círculo de hierro del general Augusto Pinochet. De esta manera, tras su paso por Magallanes se convirtió en vicecomandante del Ejército y, posteriormente (1982) en ministro de Defensa. Antecedentes revelados a posterior, dan cuenta que tras el golpe fue designado jefe de la Misión Militar en la Embajada de Chile en Washington, desarrollando además una estrecha relación con representantes del empresariado chileno y una labor de observancia permanente al Servicio de Inteligencia Militar.

Su protagonismo

El periodista y escritor chileno Luis Sepúlveda (1949-2020) recordó en más de una oportunidad su encuentro con el general Carrasco mientras permanecía detenido en el Regimiento Tucapel, en Temuco, dando cuenta de cómo era el entonces general de brigada. “Una tarde, a fines de 1973, el general llegó hasta las salas de tortura. Yo era uno de los cinco hombres que colgábamos atados por las muñecas, como reses, a los que el general inspeccionó con ojo crítico. Vestía uniforme de campaña y una pistola de reglamento colgaba de su cintura. De pronto, avanzó hacia nosotros y a cada uno propinó un leve empujón que nos hizo oscilar como péndulos. Enseguida consultó si necesitábamos algo. Cuando, en 1982, el general Washington Carrasco Fernández fue nombrado ministro de Defensa de la dictadura, reconoció que, tal vez, posiblemente, aunque no se ha probado, durante los primeros meses posteriores al golpe de Estado se podrían haber cometido algunos excesos”.

Si bien hay versiones que apuntan a que Carrasco aprobó, como juez militar, la condena y ejecución de cuatro mineros de Lota, documentos desclasificados por la Cia que involucran a una treintena de altos oficiales del Ejército en violaciones a los derechos humanos, establecen que si bien el ex intendente de Magallanes apoyó el golpe militar, fue de los generales que se negó a ejecutar a los llamados extremistas aún pese a la presión del general Sergio Arellano Stark. Justamente, su relación con el líder de la llamada “Caravana de la Muerte” estuvo lejos de ser amistosa. Carrasco llegó a comentar que “Arellano me consideraba blando, pero lo único que hice fue detener sus masacres en Concepción”.

Ya en retiro, hasta el año 2006 tuvo a su cargo la dirección del Instituto O’Higginiano.