Necrológicas
  • Héctor Mansilla Barrientos (Tito)
  • Oscar Bahamóndez González

Río Seco: del trabajo social en pandemia a la cancha, con la ilusión de jugar este año

Por La Prensa Austral Martes 6 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
320
Visitas

Intensa actividad hubo el fin de semana en la cancha sintética del complejo deportivo “Francisco Bermúdez”, donde cinco clubes volvieron a los entrenamientos presenciales en el recinto después de más de un año de pandemia.

La Asociación de Fútbol Barrio Sur efectuó las gestiones correspondientes ante las autoridades de Salud y -protocolo de por medio- se iniciaron las prácticas que permiten apuntar, de momento, sólo a labores físicas, técnicas y/o tácticas. Es decir, por ahora no se pueden efectuar “pichangas” o partidos amistosos.

En esa línea, los cinco clubes que trabajaron durante el fin de semana en el gramado “sureño”, una hora cada uno, fueron Río de la Mano,  Bellavista, Yungay, Río Seco y Estrella del Sur.

Es una suerte de “marcha blanca” que se repetirá este fin de semana para luego efectuar una evaluación y, de acuerdo a los resultados, prolongar las actividades en el tiempo.

PROTOCOLO

En cuanto a las restricciones, jugadores y cuerpos técnicos deben respetar el aforo permitido para la Fase 3 del plan Paso a Paso (25 personas por club), además del uso de alcohol gel, toma de temperatura, mascarillas para el ingreso y salida del recinto (no para el entrenamiento en sí), sanitización y la prohibición de utilizar espacios comunes como camarines y baños, entre otros aspectos.

La iniciativa busca ofrecer una alternativa de actividad física a los clubes en medio de la pandemia y, por otro lado, permite generar recursos para la Asociación.

TANTEANDO

Río Seco fue uno de los clubes que entrenó el fin de semana en el Barrio Sur, adelantando “pega” con la ilusión de que en septiembre u octubre retorne el fútbol local.

El club, que representa al populoso sector norte de la comuna de Punta Arenas, tiene como entrenador de su primer equipo a Miguel Andrade, quien además es vicepresidente de la institución. Lleva cinco años a cargo del cuerpo técnico -una labor en la que trabaja codo a codo con el profesor de educación física Nelson Gajardo- y dos en la vicepresidencia.

“En lo deportivo, con Nelson hemos ido tanteando a nuestros jugadores de manera intermitente durante la pandemia. Al principio tratamos de hacer el trabajo ‘online’ pero el Covid se fue ‘estirando’ y se hizo complicado cumplir los objetivos del entrenamiento. Cuando a fines del año pasado nos liberamos de la cuarentena ya empezamos a juntarnos de a poco y, en adelante, como club nos propusimos estar preparados para cuando se diera la autorización para volver a las canchas”, explicó.

“UN ALIVIO”

El técnico expresó que fue un agrado volver a entrenar en el recinto sureño después de tanto tiempo. Recordemos que las actividades se suspendieron a mediados de marzo del año pasado por el Covid-19.

“Tuvimos muy buena aceptación por parte de los jugadores. Llegaron 21, más Nelson y yo, así que estuvimos casi en el límite del aforo. Quiero destacar la puntualidad de los muchachos, porque estamos hablando de un día domingo. Además, ellos no tienen obligaciones contractuales con el club, no son remunerados. Seguimos manteniendo la esencia de un club de barrio”, resaltó el entrenador y vicepresidente de Río Seco.

“Fue tanto el alivio de poder entrenar… Pudimos presentar a los refuerzos que vamos a tener y nos queda también la tranquilidad de saber que se puede trabajar y avanzar respetando las normas sanitarias. Estos espacios también nos brindan la posibilidad de educarnos en cuanto a la pandemia, así que fue en lo personal un momento rico, agradable, ver en qué condiciones está cada uno, unos más golpeados que otros por la crisis sanitaria, pero en general fueron puras cosas positivas”, enfatizó Andrade.

IMPLEMENTACION

En otro aspecto, el técnico y dirigente resaltó la planificación deportiva del PF Gajardo, con quien trabaja codo a codo en el cuerpo técnico.

De hecho, en el entrenamiento dominical se pudo ver a los jugadores trabajando con implementación deportiva de buen nivel.  “Son logros a través de proyectos de gobierno, compras directas del club, aportes de Nelson mediante su área de especialización y también míos a través de mi consulta de kinesiología, donde igualmente tengo elementos de entrenamiento. Es así como el club cuenta con paracaídas de entrenamiento físico, trineos de arrastre para trabajar la potencia muscular, un balón para cada jugador en el primer equipo e incluso alcanza para cubrir las series infantiles con balones. Eso, sin contar que tenemos toda la parte médica del club cubierta con el centro kinésico”, enfatizó Andrade.

LABOR SOCIAL

En el plano social, el entrenador y vicepresidente de Río Seco destacó el trabajo realizado en apoyo a los deportistas del club durante la crisis sanitaria.

“Nos preocupamos de los jugadores más vulnerables del equipo adulto y también de los más chicos, haciendo una conexión con la Escuela de Río Seco (para conocer los diversos casos). Así entregamos canastas familiares como club y también gracias al aporte de socios, además de un aporte de Anfa mediante una giftcard Unimarc”, contó Andrade.

“Mantuvimos contactos el año pasado con todas las series, entregamos presentes en el Día del Niño llevando desayunos para cada uno de nuestros jugadores y lo mismo hicimos con canastas navideñas desde el más pequeño hasta los adultos e incluso igual le entregamos a diez socios del club”, complementó.

Por otro lado, la sede social del club, ubicada en el sector Río Seco, fue sometida a reparaciones durante la pandemia.

OBJETIVOS

Volviendo a lo futbolístico, Río Seco se entusiasma con apostar en grande de cara a la reanudación del fútbol regional.

Recordemos que cuando irrumpió el Covid-19 en marzo del año pasado, el club marchaba tercero en la fase regular del Torneo Oficial del Barrio Sur (detrás de Estrella del Sur y Yungay) y ya estaba clasificado a la liguilla. Además, había goleado como local por 3-0 a Manuel Cuyul de Puerto Natales en el inicio del Regional de Clubes, ambas competencias truncadas a la postre por la pandemia.

“Siempre tenemos como principal objetivo prepararnos para competir y salir campeones. A la vuelta, nuestra primera meta será llegar a la liguilla del Barrio Sur, el segundo objetivo es ir al Regional de Clubes y, obviamente, desde la perspectiva de la competencia, nos gustaría salir campeones por primera vez en el Barrio Sur y en el Regional”, graficó Andrade, recordando que, en un par de décadas de historia en el fútbol “sureño”, el club ostenta tres vicecampeonatos. Asimismo, en una ocasión avanzó hasta las semifinales del torneo magallánico.

LOS REFUERZOS

De momento, Río Seco suma tres refuerzos para afrontar los próximos desafíos. “Llegó Danny Vidal (lateral izquierdo, desde Scout) y los delanteros Maximiliano Seguel (Chile) y Bryan Triviño (Río Seco). Nuestro plantel tiene un promedio de edad entre 22 y 25 años. Son chicos que vienen conmigo desde que asumí, más jugadores de experiencia como Jorge Oyarzún y Ricardo Gómez”.

“Lo bueno es que el domingo pasado tuvimos prácticamente al plantel completo entrenando. Sentimos que con los tres jugadores que llegaron estamos cubriendo plazas que no tenían relevo, pero si tenemos la posibilidad de ir por un par más, lo vamos a hacer”, agregó Andrade.

Consultado si mantiene viva la ilusión de que retornen las competencias este 2021, enfatizó: “Tenemos una situación muy crítica a nivel nacional, con variables del virus que entraron al país y no sabemos cómo se puede comportar Punta Arenas ante esa presencia. No tenemos todavía las repercusiones del feriado de Semana Santa, entonces, siento que esto hay que ir evaluándolo mes a mes. Ojalá como región logremos salir bien de la pandemia en septiembre u octubre. No pierdo la esperanza de que podamos jugar este año”.

Cuerpo técnico y jugadores de Río Seco volverán a reunirse este domingo a las 13,30 horas en el complejo “Francisco Bermúdez”.