Necrológicas
  • Pascual Anselmo Candia Almazabal

PDI y Aduanas incautaron alimentos chinos, parches para bajar de peso y velas pirotécnicas

Por La Prensa Austral Jueves 8 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
586
Visitas

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) en conjunto con fiscalizadores del Servicio de Aduanas de Punta Arenas incautaron más de 1.400 artículos desde un local comercial chino, ubicado en calle Chiloé, debido a que no contaban con los permisos sanitarios correspondientes e infringían la Ley de Propiedad Intelectual e Industrial.

Esto coincide con la nota que el martes publicó La Prensa Austral, referida al incremento que ha sufrido en pandemia la venta de productos falsificados, como lo dio a conocer el jefe (s) de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos de Punta Arenas, comisario Marco Muñoz.

Tras esta última fiscalización, la PDI incautó además 1.388 velas pirotécnicas contenedoras de una sustancia tipo pólvora por infringir la Ley de Armas y Explosivos.

Para Aduanas fue un procedimiento exitoso, que consideró cotejar la documentación de respaldo del inventario y revisar la autenticidad de las mercancías que estaban a la venta y su correcta importación.

Fue así que detectaron decenas de productos que no contaban con los permisos sanitarios correspondientes para poder ser vendidos en el país, por lo que eventualmente afectan la salud pública, y otra importante cantidad que infringían las normativas de propiedad intelectual e industrial.

Debido a esto, se decomisaron 1.046 unidades de alimentos de origen chino, como soya, fideos, galletas y jugos; 184 parches con supuestas propiedades para perder peso; y 228 artículos falsificados de las marcas Lego, Mattel y Antena 3 Directo. Todo fue evaluado en US$6.555 ($4.699.935).

El director de la Aduana de Punta Arenas, Rodolfo Valenzuela, indicó que este trabajo de fiscalización, realizado directamente en los locales comerciales, es la continuación de la labor de Aduanas en los puntos de control habituales como puertos o pasos fronterizos.

Junto con incautar productos que infringen normativas o leyes, “también protegemos a la ciudadanía al evitar que adquieran alimentos o productos medicinales de dudosa procedencia, como ocurrió en este caso”, destacó.