Necrológicas
  • Jorge Mihovilovic Kovacic
  • Pedro López Aguilar
  • César Ramón Legnazzi Martinez
Durante toda una noche estuvieron encerrados sin custodia

Gendarmes denuncian que su director regional puso en riesgo innecesario a 28 reclusos

Por La Prensa Austral Jueves 15 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
1,949
Visitas

Una denuncia que escaló a nivel de la jefatura central de seguridad interna y del Instituto Nacional de Derechos Humanos, complica al director regional subrogante de Gendarmería en Magallanes, teniente coronel Dan Toro, luego de que fuera acusado de ordenar mantener cerrado durante toda una noche, sin custodia, el Centro de Educación y Trabajo (Cet), donde pernoctan 23 reclusos.

La Asociación de Gendarmes de Chile, filial Punta Arenas, consideró graves los hechos y por lo mismo solicitó la suspensión del cargo del director regional subrogante y se instruya un sumario administrativo, por su falta de operatividad, mala determinación, y los riesgos que su determinación pudieran haber provocado.

El cargo de director regional de Gendarmería se encuentra acéfalo, luego que el titular, coronel Luis Muñoz Fuentealba, fuera trasladado al penal de Colina II, siendo subrogado en esas funciones por el comandante Dan Toro.

El Centro de Educación y Trabajo es un sistema semi abierto, que funciona en un edificio separado del sistema de reclusión tradicional, aunque dentro del mismo complejo penitenciario de Avenida Circunvalación, en Punta Arenas.

Durante la noche, cuenta con un funcionario que cumple servicio de guardia nocturna, el cual la noche del 31 de marzo, fue enviado a cubrir un servicio de custodia al Hospital Clínico, por lo que dicha unidad quedó cerrada y a disposición de la guardia armada del complejo penitenciario, a partir de las 20,25 horas, para posteriormente, a las 0 horas, realizar el corte de luz y mantener cerrado sin custodia dicho recinto, hasta las 7 horas del día siguiente, 1 de abril, cuando un gendarme se presentó para recibir las llaves de esa unidad.

Para el organismo gremial que agrupa a los gendarmes locales, dicha situación les parece gravísima y constituye una abierta transgresión al reglamento de establecimientos penitenciarios, sobre todo lo señalado en su letra d): Un sistema de vigilancia que garantice la seguridad de los internos, funcionarios, recintos y de toda persona que en el ejercicio de un cargo o en uso de una facultad legal o reglamentaria ingrese a ellos.

En este caso, los dirigentes plantean que se expuso innecesariamente a los usuarios del sistema carcelario, como de igual modo a los funcionarios que deben asumir dicha responsabilidad delegada extraordinariamente ante un evento crítico de incendio, riña o instinto suicida, puesto que el personal del complejo penitenciario que esa noche asumió una tarea que no le correspondía, no conoce el plan de contingencia del Centro de Educación y Trabajo ante una eventual emergencia.

Enseguida la entidad gremial hace presente que el Cet cuenta con personal disponible, el cual pudo ser notificado por el alcaide del complejo, desconociendo las razones de no haberlo hecho así.

En su carta enviada al subdirector operativo de Gendarmería, puntualizan que tragedias como la ocurrida en la cárcel de San Miguel, que dejó un saldo de 85 reclusos fallecidos durante un incendio, “no son lecciones aprendidas para este director subrogante, pretendiendo abusar del exceso de confianza de que nada sucederá, teniendo el recurso humano, para así no poner en riesgo innecesario a los usuarios, personal de servicio y la imagen institucional”.

Los antecedentes expuestos fueron puestos en conocimiento además del directorio nacional de la Asociación de Gendarmes de Chile, seremi de Justicia de Magallanes e INDH.