Necrológicas
  • Luisa Peña Zambrano
  • Hernán Guajardo
  • Orlando Estefó Cárcamo
  • Hernán Guajardo Valderas

Caminos de Libertad y Caminos de la Tarde encuentran salida ante la pandemia

Por La Prensa Austral Domingo 18 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
798
Visitas

Hace 24 años, el 14 de abril de 1997, como una necesidad de poder atender niños, niñas y jóvenes quienes pertenecían al Centro de la red Sename, dependiente de la Fundación Esperanza (correspondientes al Centro Rehabilitación Conductual Diurno Mixto Belén, Casa de Acogida Miguel Magone y el Centro Emaús) se fundó, al alero de la Corporación Municipal de Punta Arenas, el programa Caminos de Libertad. La experiencia fue positiva y no pasó mucho tiempo para que se fueran incorporando estudiantes provenientes de distintos sectores poblacionales de la comuna.

“Quedaban muchos estudiantes desfasados del sistema escolar y no tenían la oportunidad hasta ingresar a la educación de adultos. Pasaban dos o tres años en que los chicos no podían retomar el tema educativo; además, con ciertas problemáticas de tipo social, salud mental, consumo y por lo tanto, se crea el programa bajo la administración de Nelda Panicucci”, recordó la directora María Teresa Bórquez, que en lo primeros años ofrecieron cursos anexos al Ceia, en los que debían lidiar con el desafío de volver a encantarlos con el sistema educativo. “Muchos de ellos venían desmotivados, con una historia de fracasos, entre comillas. Y así se fueron incorporando psicólogos como Dinko Pavlov, el coordinador Luis Vargas Báez y luego ingresó una asistente social, que hasta hoy es parte de nuestro equipo multidisciplinario”. Actualmente, la planta de funcionarios y profesores es de 16 personas y los ramos, en Caminos de Libertad, son Lenguaje, Matemática, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales, mientras que Caminos de la Tarde cuenta con seis asignaturas.

En los últimos años, las licenciaturas, tanto de Caminos de Libertad como de Caminos de la Tarde, representaban un momento muy especial para los estudiantes y sus familias, en las que se reflejaba cómo cada uno lograba revertir un destino incierto y lleno de obstáculos, para terminar cerrando su enseñanza, con nuevas oportunidades para desarrollarse. Pero ya el año pasado no pudo ser posible conocer estas historias de vida, porque la licenciatura fue diferente. “No la hicimos virtual, fuimos a las casas, todos los profesores, en una caravana, se les entregó los premios que correspondían, así que fue bastante emotiva, de acuerdo al contexto”. Aunque superar vallas es un sello en la comunidad educativa del establecimiento, por lo que esta pandemia es una más de las dificultades que deben afrontar.

Bórquez es, junto a la consejera Karina Acevedo, las únicas que están en el establecimiento, el viernes en la mañana. Otros funcionarios cumplen turno en otros días, todo por los protocolos sanitarios. “Solamente tenemos la oportunidad de estar con ellos cuando vienen a retirar su material o lo vienen a dejar. El año pasado empezamos diagnosticando quienes tenían computadores y conexión, y nos encontramos que muy pocos podían acceder. Hay que ver el contexto social y de vivienda. Por lo tanto, optamos por una conexión simple de videollamada y la psicopedagoga y encargada del programa Pie han estado trabajando con ellos. La psicopedagoga llama semanalmente a los estudiantes. En este momento tenemos treinta entre Caminos de Libertad, que es la básica, de quinto y sexto, un nivel y séptimo y octavo el otro nivel. Además implementamos las cápsulas educativas donde el profesor prepara su presentación y se la envía a los celulares de los estudiantes o sus padres, donde se hace reforzamiento del contenido. Y en el Facebook, los profesores hacen una atención a través del chat”, detalló la directora sobre el sistema de trabajo que han desarrollado desde que se inició la pandemia.

Definen su sistema como conductista, y en esa línea, destacan la creación de un kiosco de compromiso conductual, “en que cuando vienen a retirar su material, tienen dos compromisos, entregarlo puntualmente y además, hacer su autoevaluación; para poder, de esa manera, ser más consciente y que nosotros que está más conectado con el aprendizaje”. Este compromiso les da cupones, que pueden ir sorteando por elementos como audífonos, parlantes, accesorios, implementos, útiles o adornos como joyas.

Ambos programas cuentan con matrícula abierta, por lo que quienes estén interesados pueden comunicarse al 979787682 o al correo caminosdelibertad.tarde@gmail.com.